SALIDAS A BOLSA
02
105
La distribución de la salida por tramos es una de las informaciones que debe figurar
obligatoriamente en el folleto de cualquier operación de salida a Bolsa. Sin embargo, es
habitual que conforme se desarrolla el proceso de
book building
o tanteo de la demanda, esa
distribución pueda sufrir variaciones y se realicen redistribuciones de los porcentajes de
acciones asignados a cada tramo. Estos ajustes tienen que ser autorizados por el regulador,
y ser hechos públicos en el momento en que se autorizan.
En cuanto a la Comunicación, la existencia o no de tramo minorista supone un factor
fundamental. Ya que si la salida a Bolsa se dirige al inversor no profesional y masivo, la
Comunicación tendrá unas características especiales por el empleo, generalmente, de Pu-
blicidad masiva (incluso en radio y TV) y por la exigencia de mayor información en todo
el proceso, ya que se supone que los inversores profesionales tienen por si mismos mayor
capacidad de juicio crítico y no precisan de tanta información, pero el minorista si debe ser
informado con detalle y objetividad para garantizar que no invierte “engañado”.
2.6
Un proceso lleno de facetas
Un proceso de salida a Bolsa no es un camino fácil de recorrer y no lleva asegurado el
éxito. El trayecto que tiene que recorrer una compañía desde que decide salir a cotizar hasta
que el primer ejecutivo toca la campana en la Plaza de la Lealtad (enclave de la Bolsa de
Madrid) normalmente es tortuoso, lleno de baches, con curvas inesperadas y cambios de
rasante que dificultan la travesía. Los factores que pueden provocar un fracaso son diversos.
Existen ejemplos de grandes empresas bien equipadas y conducidas por extraordinarios
gestores que no consiguieron salir a cotizar, bien porque no se colocó el volumen necesario
de acciones en el tramo institucional bien porque el precio al que se podían vender no era
acorde a las expectativas de la empresa. Y es que en una salida a Bolsa intervienen múltiples
factores, todos ellos importantes, que determinan el éxito o el fracaso de la operación.
Es evidente que los aspectos legales y financieros son primordiales en una salida a Bolsa,
pero otros muchos factores pueden influir en el devenir de la operación, especialmente cuan-
do ésta tiene un tramo minorista, que encontrará sus “clientes” entre inversores no profesio-
nales. Para estos la imagen de la compañía, su Comunicación antes y durante el proceso de
salida a Bolsa, constituyen elementos de mucha importancia en sus decisiones de compra.
Es importante tener en cuenta que la información financiera, los datos técnicos, no
pueden construir por sí solos la imagen de la compañía y mucho menos entre la población
en general. Para el ciudadano de a pie un balance o un análisis financiero son mucho menos
elocuentes que un comunicado o una noticia en un periódico, entre otras cosas, porque
1...,95,96,97,98,99,100,101,102,103,104 106,107,108,109,110,111,112,113,114,115,...313