SALIDAS A BOLSA
02
107
Finalmente, apoyando al departamento de Comunicación, suelen estar las consultoras
de Comunicación que asesoran en la estrategia, los mensajes y los tiempos en los que la
compañía debe informar a sus públicos objetivo.
2.8
Gestionar la Comunicación
Para gestionar la comunicación de la operación es importante, durante la fase de pre-
paración, determinar cuáles serán los públicos objetivo de la empresa de cara a su sali-
da a Bolsa. Generalmente, los públicos básicos en este tipo de operaciones son: bancos,
analistas, reguladores, clientes, proveedores, inversores institucionales, periodistas,
bloggers
,
administraciones públicas, empleados, sindicatos y opinión pública en general cuando la
colocación no es solo institucional. Además, habrá que analizar si la empresa tiene otros
públicos específicos particulares a los que quiera dirigirse en razón de sus peculiaridades
corporativas y comerciales.
A todos estos públicos objetivo se les transmitirán los mismos mensajes clave pero con
un lenguaje y un formato adaptado a sus necesidades y características. Así, a los analistas les
interesarán principalmente temas como rentabilidades, facturación, eficiencia y resultados
financieros, mientras que a los sindicatos les importarán, por encima de todo, los asuntos
relativos al empleo o las condiciones laborales de los trabajadores tras la salida a Bolsa de
su compañía. Aunque el tema sea el mismo, cada uno lo mirará con un prisma distinto y
extraerá sus propias conclusiones. Por esa razón es importantísimo coordinar las acciones
de Comunicación Interna y Externa con los expertos financieros y legales implicados en la
operación, así como consensuar con ellos cualquier información que se vaya a hacer pública
para no entorpecer la estrategia que éstos hayan marcado y no contravenir las regulaciones
del mercado de valores.
Por otra parte, aunque una salida a Bolsa es un hito irrepetible en la historia de una
compañía, el departamento de Comunicación no se debe cegar por una operación tan
atractiva y dejar de lado su trabajo y acontecer diario. Es importante en estas fechas seguir
comunicando la actividad habitual de la compañía e incluso, si es posible, aumentar las no-
ticias positivas basadas en su actividad ordinaria como parte integrante de la estrategia de
Comunicación diseñada y aplicada para la operación. La necesidad de cuidar ambos frentes
simultáneamente, el de la actividad ordinaria y el de la salida a Bolsa, somete a una gran
tensión al equipo de Comunicación y pone a prueba la capacidad de sus recursos. Por esta
razón resulta muy aconsejable que la compañía se dote de un apoyo especializado externo
que, por un lado, aporte la fuerza de trabajo adicional necesario y, por otro, provea expe-
riencia en operaciones de OPV u OPS anteriores.
1...,97,98,99,100,101,102,103,104,105,106 108,109,110,111,112,113,114,115,116,117,...313