SALIDAS A BOLSA
02
111
nes como es una salida a Bolsa se hace imprescindible. Los Medios de Comunicación están
dispuestos a ser transmisores de los mensajes de la compañía y, por ello, la obligación de
ésta siempre es informar de primera mano. Los Medios buscan la noticia y si no la reciben
de la propia empresa que está inmersa en la salida a Bolsa la encontrará en otra fuente, cuya
historia verá la luz en lugar de la nuestra.
Es capital, por tanto, realizar un seguimiento exhaustivo de lo que los Medios publican,
tanto los nacionales como los extranjeros, ya que unos y otros se retroalimentan entre sí.
Gracias a este seguimiento no sólo se sabe lo que se dice sobre la operación sino que se
pueden matizar mensajes cuando la información divulgada lo requiera o bien aportar más
datos a aquellas informaciones ya difundidas que resulten poco precisas. Las relaciones
con los Medios, en una operación de las características de una salida a Bolsa, son gestiones
que requieren tacto y una elevada dosis de profesionalidad. Los Medios no sólo recoge-
rán lo que a nosotros nos parece interesante. Los periodistas, además de hablar sobre “el
racional” de la operación, la historia de la compañía, su gerencia o sus resultados, querrán
completar dichas informaciones con otros datos como la remuneración de sus ejecutivos,
la conveniencia del rango de precios, los riesgos y debilidades de la operación o la marcha
de las conversaciones con los inversores institucionales durante el
roadshow
. Una parte de
esos posibles focos de interés son públicos y aparecen en el folleto de la operación y otros
deben ser preservados por la confidencialidad que favorece los intereses de la compañía.
En cualquier caso, es tarea del equipo de Comunicación defender los puntos de vista de
la empresa, destacar las razones que los justifican y argumentarlos de forma positiva. Al
mismo tiempo el equipo de Comunicación tendrá un papel de relevancia a la hora de atajar
y solicitar la rectificación de informaciones incorrectas o infundadas y de rumores.
2.12
Fases en el proceso de salida a Bolsa
Una salida a Bolsa es una tarea empresarial apasionante que se ajusta a una sistemática
muy rigurosa. Este tipo de operaciones financieras siempre están divididas en cuatro fases
bien definidas y relevantes: fase previa, de lanzamiento, de venta y de cierre.
Durante la fase previa a toda salida a Bolsa, la compañía que ya ha decidido dar el salto
al parqué suele “inundar” a la opinión pública con informaciones exhaustivas sobre su
actividad, sus productos y su compromiso con la sociedad. En esta fase el regulador
no permite comunicar ningún detalle ni característica alguna relativa a la salida a Bolsa
en proceso de preparación. Los principales objetivos en esta etapa son dar a conocer o
aumentar la notoriedad de la compañía o entidad protagonista de la futura operación,
generar expectación en torno a ella y posicionar la marca positivamente. Esta fase ini-
cial arranca cuando la compañía o entidad aprueba la decisión de salir a Bolsa.
1...,101,102,103,104,105,106,107,108,109,110 112,113,114,115,116,117,118,119,120,121,...313