COMUNICACIÓN FINANCIERA:
TRANSPARENCIA Y CONFIANZA
116
adquirir y negociar las acciones, junto con matices más abstractos y movilizadores entre
los que cabe destacar las ventajas que implica convertirse en accionista de la sociedad.
Los últimos días de venta, en los que se motivará a la compra y se indicará cuántos
días quedan para que la compañía salga a cotizar, constituyen un tramo de la opera-
ción de especial relevancia comercial y, por tanto, objeto de una actividad comunica-
cional muy relevante.
Con el desenlace de la operación llega la etapa de cierre y agradecimientos, fase
cuyos objetivos se centran en transmitir al público que la empresa ha concluido con
éxito la operación, informar de que ya cotiza en Bolsa, así como agradecer a los in-
versores/accionistas la confianza depositada.
En esta segunda gran fase, según establece el artículo 28 RD 1310/05, toda la informa-
ción que se aporte a través de la Publicidad y los restantes soportes debe ser consistente
con la información que está recogida en el folleto informativo. Asimismo, la publicidad
deberá declarar expresamente que se ha publicado el citado folleto e indicar dónde
pueden obtenerlo los inversores interesados. En Publicidad, la coordinación con los
equipos legales no es optativa sino que en estas operaciones es de hecho absolutamente
necesaria para garantizar que todo cuanto se publicite resulte acorde con la ley. Para
publicar la Publicidad en los Medios de Comunicación no es obligatorio obtener una
aprobación previa de la CNMV, pero la experiencia dice que resulta muy conviene que
la conozca. La Publicidad sobre la actividad ordinaria de la compañía puede seguir su
curso al margen de la operación pero siempre teniendo en cuenta las exigencias legales
a las que debe ajustarse.
Como en toda campaña publicitaria, para elegir los soportes más idóneos que nos per-
mitan llegar eficazmente a los públicos objetivo seleccionados es fundamental identificar
del modo más preciso a los destinatarios de nuestros mensajes. En una salida a Bolsa lo
primero que se debe analizar es el perfil del poseedor de Fondos/Acciones y Bonos, así
como el perfil del poseedor de acciones que cotizan en Bolsa. Teniendo en cuenta estos
datos podremos determinar exactamente a qué público nos dirigimos, por ejemplo, hom-
bres de entre 35 y 60 años de clase social media-alta. Lo siguiente es elegir los soportes en
los que se publicarán los anuncios de la operación y, dentro de cada soporte, qué cobertura
se quiere alcanzar y la frecuencia con la que queremos insertar el anuncio. El volumen de
la emisión, obviamente, condicionará la inversión que debamos realizar en la campaña de
Publicidad, pues no es necesario idéntico esfuerzo para captar un millón de dólares que
para captar mil millones.
1...,106,107,108,109,110,111,112,113,114,115 117,118,119,120,121,122,123,124,125,126,...313