el
ranking
de las diez mayores operaciones de fusión y adquisición realizadas hasta la fecha.
Otras operaciones, como la adquisición de Time Warner por American Online, en el ámbi-
to de las comunicaciones, o la de Shell por Royal Dutch Petroleum, en el sector energético,
ocupan también posiciones destacadas en este palmarés.
La globalización y el desarrollo tecnológico en la primera década de este siglo y el auge
del capital riesgo han dado un nuevo ímpetu a las fusiones y adquisiciones de empresas
con un significativo incremento de las operaciones llevadas a cabo por países emergentes.
Aunque la crisis de 2009 ha generado un descenso acusado del número de operaciones, la
ansiada recuperación de la actividad económica en Europa hace presagiar un incremento en
años venideros. También al hilo de la propia crisis, se viene recurriendo a las fusiones entre
entidades como medicina supuestamente eficaz para las dolencias que actualmente acucian
al sistema financiero. Por ejemplo, la ola de fusiones alentadas por las autoridades moneta-
rias españolas para acabar de sanear los balances de bancos y cajas de ahorro (y propiciar
con ello una mayor concentración y solvencia de las entidades financieras que integran el
sector) ha vuelto a poner de actualidad este tipo de operaciones mediante las que una o
varias sociedades son absorbidas por otra ya existente o bien se integran en una de nueva
creación. Las fusiones implican a veces la extinción de las sociedades originarias.
3.2
Un momento crítico
Las fusiones y adquisiciones constituyen un momento crítico en la vida de las empresas.
Su mero anuncio desencadena una cascada de expectativas, pero también de temores entre
los
stakeholders
o públicos interesados. Desde los empleados, preocupados por la posibili-
dad de ajustes o recortes de empleo, a los accionistas, que ante las novedades corporativas
evalúan el futuro de su inversión, pasando por los proveedores, que temen el impacto de
la integración en sus contratos, y los reguladores, que deben estudiar con detenimiento la
repercusión de la operación en los mercados y la competencia.
El anuncio de una operación corporativa provoca también una enorme demanda infor-
mativa, procedente de los diferentes públicos a la que se ha de responder adecuadamente.
Más allá del planteamiento netamente empresarial de una fusión o adquisición y del correc-
to análisis económico que la fundamente, la Comunicación se convierte en un elemento es-
tratégico de primer orden. Transmitir con éxito las claves, para difuminar temores, ofrecer
certezas y, muy especialmente, para convencer al mercado y a los accionistas de que la ope-
ración es la mejor opción es un objetivo primordial. Una Comunicación coherente, homo-
génea y coordinada es básica en cualquier proceso de fusión o adquisición de empresas.
COMUNICACIÓN FINANCIERA:
TRANSPARENCIA Y CONFIANZA
120
1...,110,111,112,113,114,115,116,117,118,119 121,122,123,124,125,126,127,128,129,130,...313