FUSIONES Y ADQUISICIONES (M&A)
03
125
bres, en cuanto a las repercusiones que pueden tener en el empleo de la zona, en el mante-
nimiento de la sede social de la compañía en la ciudad, la comunidad o el país, etcétera. Hay
que tener en cuenta, además, que las autoridades pueden desarrollar una labor de altavoz a
favor o en contra de determinadas operaciones.
Además, algunas de estas operaciones están sujetas a la aprobación de las autoridades de
competencia del país o, incluso comunitario en Europa, por lo que también hay que tener
en cuenta a estas entre los públicos objetivo.
Tras la elaboración del mapa de públicos, el equipo de Comunicación deberá preparar un
exhaustivo repertorio con las preguntas y respuestas que suscita la operación, formuladas
desde todas las ópticas posibles: desde el punto de vista estratégico, financiero, comercial,
regulatorio y desde la óptica de los empleados. Este documento de preguntas y respuestas,
comúnmente conocido por sus iniciales en inglés Q&A (
questions and answers
), deberá ser
elaborado conjuntamente con los equipos financiero y legal de las compañías afectadas por
la fusión y será un elemento básico en el proceso de Comunicación con todos sus públicos
o
stakeholders
. Mediante la técnica convencional del cuestionario, deberán estar previstas las
respuestas a multitud de interrogantes que con toda seguridad se plantearán los
stakeholders
a quienes la fusión o adquisición habrá de afectar directamente y entre las que cabe señalar
algunas como: ¿Qué objetivo se persigue con esta operación? ¿Responde realmente a una
oportunidad estratégica? ¿Permitirá un mayor acceso a nuevas tecnologías? ¿Aumentará la
diversificación geográfica y capacidad de penetración de la compañía en nuevos mercados?
¿El esfuerzo financiero que conlleva la operación aumentará el endeudamiento de la com-
pañía adquirente? ¿Cómo afectará a la plantilla?... Las respuestas a todas estas preguntas
serán fundamentales y, por tanto, el ejercicio de prospectiva necesario para recopilarlas y
dar cumplida respuesta constituye un ejercicio imprescindible.
La elaboración del Q&A debe ser planteada desde la sensibilidad de los expertos en
Comunicación porque no todas las sensibilidades de los receptores son iguales. Muchas
veces, cuando el equipo de Comunicación incluye determinadas preguntas comprometidas,
se encuentra con la oposición de otros miembros del equipo involucrado en la operación
que tratan de evitar que determinada cuestión se incluya en la lista porque la consideran
muy comprometida o difícil de responder. Pero, son precisamente las preguntas difíciles las
que es seguro que aflorarán antes o después formuladas por los periodistas, los empleados,
las autoridades o cualquier otro colectivo interesado. Precisamente por eso, es fundamental
que el equipo se esfuerce por encontrar la respuesta más satisfactoria, la que mejor defien-
da los intereses de la compañía. Lo contrario es seguir una política del avestruz y eso, en
Comunicación al menos, nunca da buenos resultados.
En la etapa previa se deberán tener en cuenta también todas las posibles contingencias
que pueden afectar al éxito de la operación: desde una posible traba regulatoria, a cualquier
1...,115,116,117,118,119,120,121,122,123,124 126,127,128,129,130,131,132,133,134,135,...313