otro obstáculo que demore o entorpezca su culminación. Ante ello se deberán definir los po-
sibles escenarios que tengan en cuenta estas incidencias y habrán de elaborarse los mensajes
y describir las acciones oportunas para cada uno de ellos, de manera que, llegado el momento
correspondiente a cada fase del proceso, podamos afrontarlos con rapidez y solvencia.
Aunque la confidencialidad que rodea estas operaciones es siempre máxima, no obs-
tante se debe prever la posibilidad de que en algún momento se produzca una filtración
indeseada. Es lógico que, a medida que se van superando etapas y se amplía el círculo de
personas involucradas en la operación, sea cada vez más difícil mantener el hermetismo
inicial. Con criterios previsores se deberá también contar con un mensaje apropiado en el
caso de que la noticia “salte” a los Medios de Comunicación antes de su anuncio formal.
Si las empresas son cotizadas, a menudo es el propio regulador del mercado bursátil el que
pedirá una explicación si se llega a publicar alguna noticia al respecto. En caso de que los
responsables de llevar a buen puerto la fusión se vean ante esta eventualidad, los mensajes
a difundir deberán ser muy escuetos y ceñirse a lo fundamental.
En el capítulo de la planificación de la Comunicación, como hemos señalado antes,
ocupa un lugar destacado el diseño de las acciones previstas para el “día D”, es decir, para
la fecha en la que se hará pública oficialmente la operación. Para ello se deberá diseñar un
cronograma detallado con todas las acciones informativas, tanto externas como internas,
definir e identificar los públicos a los que se van a dirigir y designar a los encargados tanto
de su preparación como de su realización. En el caso de empresas cotizadas la Comunica-
ción está condicionada a los plazos que establece la Ley del Mercado de Valores de cada
país y se deberán tener en cuenta, lógicamente, estos requisitos para confeccionar con rigor,
minuciosidad y sentido común este repertorio de acciones. Se deberán también definir los
canales de Comunicación necesarios para cada acción y determinar aquellos casos en los
que es imprescindible que el diálogo con uno o con determinados interlocutores sea per-
sonalizado. No menos importancia reviste el trabajar conjuntamente con el Departamento
de Recursos Humanos para arbitrar canales de respuesta a las demandas específicas de
información que puedan plantear los empleados.
Tras estos trabajos previos, se deberán ultimar todos los materiales de Comunicación
necesarios para el lanzamiento público de la operación: desde notas de prensa,
dossieres
de
background
, cartas destinadas a diferentes públicos objetivo, mensajes clave, discursos para
las intervenciones, etc.
Los preparativos que afectan a la organización y logística de la Comunicación en fu-
siones o adquisiciones de empresas desempeñan igualmente un papel importante en el
proceso de trabajo. Hay que prever todo lo previsible: reserva de salas para la realización de
ruedas de prensa, líneas de multiconferencia, servicios de
webcast
si se desea transmitir en di-
recto y por internet una determinada conferencia o alocución. Si, por ejemplo, las sedes de
COMUNICACIÓN FINANCIERA:
TRANSPARENCIA Y CONFIANZA
126
1...,116,117,118,119,120,121,122,123,124,125 127,128,129,130,131,132,133,134,135,136,...313