OFERTAS PÚBLICAS DE ADQUISICIÓN (OPA):
AMISTOSAS Y HOSTILES
04
141
trabajando con la otra parte. En esos momentos de frenesí y caos sobrevenido es necesario
preparar-improvisar una completa línea argumental. Hay que ensayar las declaraciones pero
no hay días para ello sino escasamente horas. Hay que desarrollar una labor de relaciones
institucionales con reguladores, autoridades de competencia, gobierno, etc. Como se ve,
la parte atacada tiene que asumir una serie importante de acciones y tomar una decisión
transcendental absolutamente bajo presión.
Igual que en ajedrez jugar con las piezas blancas otorga ventaja porque al mover la pri-
mera pieza se lleva la iniciativa, la compañía que lanza una OPA hostil tiene una importante
ventaja estratégica en el terreno de la Comunicación suponiendo que sus directivos hayan
tenido el buen juicio de incorporar al equipo responsable en la fase previa de la operación.
De no ser así, toda la ventaja potencial derivada de realizar con tiempo los documentos
públicos, contrastar las líneas argumentales, ensayar con el portavoz, etc. se habrá perdido
y, con ello, la posibilidad de ser más certeros en la irrepetible oportunidad de causar una
primera buena impresión.
Un ejemplo relevante es el conflicto societario que se originó en la OPA de Viña Undurra-
ga, en Chile. Las posiciones discrepantes sobre el manejo comercial hicieron que estallara un
conflicto societario entre los dos principales accionistas de Viña Undurraga, una tradicional
y reputada marca vitivinícola ubicada entre las 100 primeras viñas de mayor valor agregado
en el Continente Sudamericano. Su valor bordea los 88.6 US millones de dólares. El caso se
remonta al año 2005, y a una disputa existente entre los socios de la viña, quienes tras 18 años
de convivencia societaria, comenzaron a diferir sobre la forma de administrar la empresa.
En este escenario, las dos familias propietarias, Picciotto y Undurraga - representadas por
Inversiones Hampton e Inversiones Los Maitos, respectivamente- acordaron que una debía
vender a la otra y, en este caso, sería Inversiones Hampton, dueños del 56,4% de las acciones,
quienes se allanaron a salir de la propiedad. Según el protocolo establecido en el Contrato de
Promesa de Compraventa entre socios y por tratarse del control de la empresa, para realizar
la operación era necesario lanzar una Oferta Pública de Acciones (OPA).
Pero, la entrada de un tercero marcó la disputa. Poco antes de concretarse la OPA entre
los socios conocidos, en abril de 2005 la prensa local difundió la noticia que el socio opante
Los Maitos había vendido el 100% de Viña Undurraga a un competidor local, Viña Santa
Rita, la tercera bodega en importancia en Chile.
Discrepando en el hecho, Inversiones Hampton resolvió: a) no acudir a la OPA; b) so-
meter a un arbitraje el incumplimiento del acuerdo de compra-venta suscrito con Alfonso
Undurraga; y c) demandar la correspondiente indemnización. En este vuelco inesperado,
el caso adquirió una notoriedad pública que hizo necesaria una campaña de Comunicacion
por parte de Inversiones Hampton, contratando a Estudio de Comunicación Chile para
aclarar su posición y defender sus derechos.
1...,131,132,133,134,135,136,137,138,139,140 142,143,144,145,146,147,148,149,150,151,...313