La fase de preparación es lógicamente la previa, el momento de preparar los mensajes
que van a ser luego empleados, afinar comunicativamente el racional de la operación, ha-
cer los borradores de cartas que serán enviadas y notas internas que habrán de difundirse.
Junto a este trabajo de preparación de contenidos, es también especialmente importante y
sensible la creación de una muy buena base de datos de contactos con los rasgos de contac-
to significativos de todos los públicos que van a ser tocados durante la operación. Esta base
incluirá por lo tanto a informadores, autoridades, proveedores, bancos relacionados con
la empresa, etc. El propósito perseguido en esta fase es asegurar una preparación óptima
y con ello disponer de trabajo adelantado para cuando se venga encima la operación con
el frenesí que implica. El adelanto de esfuerzo implica además una ganancia cualitativa ya
que se acomete un trabajo esencial en un momento en el que es posible mantener la cabeza
tranquila y hay aún tiempo para la reflexión y la relectura de todos los materiales por todos
los equipos implicados.
El anuncio de la operación marca el inicio de la siguiente fase. Se da a conocer la lógica
que impulsa la operación y se venden sus bondades. El propósito de esta fase tan importan-
te como breve es generar entusiasmo y aprovechar la oportunidad única que se le brinda a
la empresa oferente de crear una primera buena impresión sobre sus planes.
La fase de seguimiento es la más larga de todas puede extenderse por semanas o meses
y es cuando se dan todas las incertidumbres y se produce la pelea en los Medios de Co-
municación y en el resto de instancias. En ella se llevará a cabo un diálogo diario con los
informadores que cubren el tema, se tendrán las reuniones con las autoridades y líderes de
opinión, se producirán asambleas generales extraordinarias con los accionistas… Todas las
acciones de Comunicación y Relaciones Públicas e Institucionales realizadas en esta fase
tendrán el propósito de ganar credibilidad para la operación propuesta, asegurar apoyos a
distintos niveles y contrarrestar las acciones acometidas por la otra parte.
Tanto si la iniciativa tiene éxito como si se cierra con un fracaso de las pretensiones que
la pusieron en marcha, la última fase de la operación es la conclusión de ésta en términos de
imagen y, si la OPA ha triunfado, el inicio del proceso de integración. Todas las iniciativas
que se pondrán en marcha, todas las cartas de agradecimiento que deberán ser enviadas y
las entrevistas que se concederán tendrán el propósito de dejar un buen sabor de boca entre
todos los públicos objetivo de la operación. Es el momento de cerrar capitulo, de restañar
las heridas, de neutralizar los mensajes negativos.
A lo largo de todas estas fases, el equipo de Comunicación tiene que llevar a cabo un
trabajo sistemático y hasta rutinario en sus procesos, aunque el contenido varíe vertiginosa-
mente día a día. Ese trabajo implica, entre otras tareas, la coordinación de todos los equipos
implicados -empresa, bancos de negocios, abogados- en una rutina de
conference call
diarias,
generalmente siete días a la semana. Otra tarea fundamental para la Comunicación y de
COMUNICACIÓN FINANCIERA:
TRANSPARENCIA Y CONFIANZA
150
1...,140,141,142,143,144,145,146,147,148,149 151,152,153,154,155,156,157,158,159,160,...313