No es lo mismo, por tanto, ser opante, ‘atacante’ que opado, ‘defensor’. La estrategia
del que plantea una operación para tratar de convencer a los dueños de que un bien como
las acciones se lo vendan por un precio determinado tiene que ser lo suficientemente per-
suasiva para resultar efectiva y lo bastante sutil para no cruzar las delgadas líneas rojas que
delimitan el proceso desde el punto de vista legal.
En una OPA resulta, por tanto, fundamental la persuasión a los diferentes públicos
objetivo:
Accionistas minoritarios (los de control se supone que ya han dado su visto bueno
en la fase previa de la operación).
Empleados.
Sindicatos.
Analistas.
Reguladores.
Administraciones gubernamentales (locales, autonómicas, nacionales e internacionales).
Medios de Comunicación.
Opinión Pública.
Además, lanzar una OPA implica que hay que saber explicarla a los accionistas, clientes
y opinión pública en general, ya que no existen dos operaciones iguales y todas tienen sus
singularidades y, sin duda, algunas de ellas ya han dejado un poso amargo en la memoria de
los inversores con luchas de poder internas.
Asimismo, es fundamental la puesta en marcha de un Comité de Crisis permanente que
monitorice periódicamente la evolución de la aceptación del canje de acciones y permita
variar sobre la marcha la estrategia de Comunicación hacia los elementos más adecuados
en cada momento.
Es importante tener en cuenta que en los últimos tiempos algunas de las opas que se
han lanzado han implicado a empresas multinacionales con presencia en diferentes países
y que cotizaban en diferentes mercados. En estos casos es esencial la coordinación entre
los equipos de comunicación de los diferentes países para aunar mensajes, analizar las in-
formaciones que se están difundiendo en cada uno de ellos y coordinar las respuestas. Hay
que tener en cuenta que las nuevas tecnologías e Internet han roto los antiguos límites de
difusión de los Medios de Comunicación y lo publicado por un determinado Medio en
un país, aunque pueda resultar alejado o remoto, puede retroalimentar a los del resto del
mundo. Por ello, resulta importante que los equipos de comunicación mantengan un per-
manente contacto, mediante la realización de teleconferencias durante el día para adecuar
los mensajes a las necesidades del proceso de la OPA.
COMUNICACIÓN FINANCIERA:
TRANSPARENCIA Y CONFIANZA
152
1...,142,143,144,145,146,147,148,149,150,151 153,154,155,156,157,158,159,160,161,162,...313