COMUNICACIÓN FINANCIERA:
TRANSPARENCIA Y CONFIANZA
16
ilustrar a partir de este momento nuestras actuaciones en los ámbitos de actividad que nos
correspondan. El objetivo para todos será evitar situaciones de errores como las pasadas.
Este libro pretende ser una guía para la Comunicación Financiera empresarial y el po-
tencial de la transparencia informativa para generar confianza. Inversores, empresas, usua-
rios, herramientas 2.0, publicidad…en definitiva, un universo de agentes y alternativas que
deberán tenerse en cuenta para una estrategia creíble. El libro recoge con detalle todo lo
que compete a este área, como es la preparación de una OPV, ámbito en el que BME se
presenta como ejemplo, o los pasos a seguir en la elaboración de operaciones corporativas,
ampliaciones de capital y opas. También hay espacio para cuestiones legales y para un com-
pleto y extenso glosario con definiciones y conceptos.
El mundo empresarial debe ser consciente de que la economía y el lenguaje financiero
han ganado peso en la sociedad. Han dejado de ser un espacio privado para profesionales.
Y en este proceso, la propagación de confianza es tan importante como para considerar
que la reputación y el éxito de una compañía dependen de que dicha entidad sea capaz de
transmitir el mensaje adecuado, correcto, y transparente, a quien lo recibe. Es la generación
de valor en una sociedad que está más sensibilizada que nunca hacia estos temas.
Pero una acertada Comunicación Financiera empresarial implica algo más. La creación
de valor y la reputación cooperan para conseguir la diferenciación entre empresas. El es-
fuerzo en este sentido debe ser único. Una acertada estrategia de Comunicación Financiera
empresarial puede generar el respeto hacia la entidad en sí misma, tanto desde el punto de
vista interno como externo.
El éxito de una operación financiera, una OPV, una fusión, una ampliación, o incluso la
venta de un producto está sujeto en una parte importante a la Comunicación que se realice
durante el proceso.
BME salió a cotizar en el verano de 2006, cuando se había producido una transforma-
ción profunda y sin precedentes en los mercados mundiales. Se había iniciado el fenómeno
de la globalización, de las nuevas tecnologías y de la incorporación al euro. La Comunica-
ción durante una OPV es compleja y requiere máxima dedicación, y en el caso de BME
hay que tener en cuenta que se trata además de la empresa depositaria de la confianza de
millones de accionistas, tantos nacionales como extranjeros, al tiempo que es máximo re-
presentante del sistema financiero español.
La compañía contó para esta operación con su departamento de Comunicación, que
estuvo apoyado por agencias externas. Se consiguió generar un alto interés, bien porque la
oferta en sí era interesante y porque así conseguimos hacérselo llegar al inversor, de manera
correcta y transparente. La demanda de acciones fue muy superior a la cifra ofertada. Un
capítulo del libro analiza ampliamente nuestra experiencia.
1...,6,7,8,9,10,11,12,13,14,15 17,18,19,20,21,22,23,24,25,26,...313