FUNDAMENTOS DE LA COMUNICACIÓN FINANCIERA
01
65
1.14
Las memorias no financieras
El
reporting
no financiero en España pasó de ser un ejercicio voluntario de transparen-
cia a convertirse en un aspecto de gestión regulado por la Ley de Economía Sostenible de
marzo de 2011. Un informe editado por
Corporate Excellence
en octubre de 2011, afirma que
“las empresas españolas se han significado a nivel mundial en la publicación de informes de
responsabilidad social empresarial, sostenibilidad o responsabilidad social corporativa. Este
ejercicio de transparencia explica, en gran parte, su posición a la cabeza de los índices inter-
nacionales de sostenibilidad, como
Dow Jones Sustainability Indexes (DJSI)
o
FTSE4Good
...”.
En el citado estudio se afirma que el
reporting
de carácter no financiero ha experimentado
en Europa en la última década un gran desarrollo, como lo demuestra el hecho de que en
Europa se editan más de 1.000 memorias de sostenibilidad anualmente, al existir muy pocas
empresas cotizadas o de gran tamaño que no publiquen su correspondiente informe.
Según señalan los expertos, la Unión Europea se distancia actualmente del modelo vo-
luntario del Libro Verde del año 2000 y ha iniciado ya los trabajos para elaborar un “modelo
común europeo de Responsabilidad Social”, que implicará la correspondiente regulación
en materia de transparencia para todos los países miembros. Sobre la situación en España,
el citado informe destaca los aspectos que la ley introduce en su artículo 39 específicamente
sobre el informe de Responsabilidad Social Empresarial. “Este artículo tiene carácter emi-
nentemente programático estableciendo obligaciones para los poderes públicos, Gobierno
y Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas (CERSE), principalmente. En
el caso de sociedades anónimas de más de 1.000 asalariados, este informe anual será objeto
de Comunicación al CERSE y deberá incluir, entre otras, las siguientes temáticas: trans-
parencia en la gestión, buen gobierno corporativo, compromiso con lo local y el medio
ambiente, respeto a los derechos humanos, mejora de las relaciones laborales, promoción
de la integración de la mujer y de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, promoción
de la igualdad de oportunidades y accesibilidad universal de las personas con discapaci-
dad, y consumo sostenible. Esta prescripción no supondrá un cambio significativo para las
grandes empresas cotizadas que ya realizan este ejercicio de transparencia desde hace años.
Pero sí puede suponer un cambio para el conjunto de las grandes empresas españolas, 786
empresas según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) en el ejercicio 2011.
En el año 2009, 33 de las 35 empresas del IBEX publicaron su memoria de RSE y en el
conjunto de las empresas cotizadas en el Mercado Continuo, un 85% publicó un informe
de estas características. En septiembre de 2010 se habrían elaborado en España 138 me-
morias de RSE siguiendo el modelo
GRI
” (ya citado anteriormente). Este y otros marcos
de referencia internacional en materia de Responsabilidad Social Empresarial atestiguan el
creciente y generalizado interés y la particular sensibilidad que hoy se tiene hacia esta nueva
información pública que deben hacer las empresas. De hecho, fue en el 2008 cuando se
1...,55,56,57,58,59,60,61,62,63,64 66,67,68,69,70,71,72,73,74,75,...313