Página 11 - FondosInversion

Versión de HTML Básico

Actualmente la sociedad española focaliza una parte relevante de sus inversiones hacia las
Instituciones de Inversión Colectiva, y, en concreto, hacia los Fondos de Inversión. De hecho, las
Instituciones de Inversión Colectiva gestionan en España activos financieros por un volumen
aproximado del 30% del PIB, que, comparado con los principales países europeos, sitúa a España
en un segundo lugar tras Francia. Además los fondos de inversión, dentro de las Instituciones de
Inversión Colectiva, aglutinan más del 80% del volumen total del sector.
En la década de los noventa, los Fondos de Inversión han demostrado ser unos auténticos
catalizadores de la revolución del ahorro y la inversión de las familias españolas, quienes, por pri-
mera vez, han podido disfrutar de las ventajas de una gestión profesional y rigurosa de sus car-
teras, todo ello gracias a la inversión que estos productos financieros realizan basada en un patri-
monio de grandes dimensiones.
La aparición y auge de estos productos financieros desata la llamada "democratización finan-
ciera" de las finanzas personales, ya que permite a los inversores modestos el acceso a mercados
anteriormente reservados para grandes patrimonios o inversores institucionales.
Sin embargo, la desaceleración económica que se produjo a ambos lados del Atlántico a prin-
cipios del nuevo siglo ralentizó el crecimiento de los Fondos de Inversión españoles, cuyo patri-
monio acumuló caídas consecutivas, lo que también se explica por la madurez alcanzada por la
industria española. En poco tiempo, sin embargo, las Instituciones de Inversión Colectiva supie-
ron recuperar todo el terreno perdido.
No obstante, poco antes de los atentados del 11-S se aprobó en España un Real Decreto que
supuso un impulso importante para el desarrollo de los Fondos. Con el objetivo de hacerlos más
competitivos, se flexibilizaron varias estructuras y se abrió la posibilidad de crear nuevas figuras
de inversión colectiva que dinamizaron el mercado. También se relajaron los límites de inversión
en activos individuales, de forma que se simplificó el modo de replicar un índice.
9
INTRODUCCIÓN
3
INTRODUCCIÓN