Página 112 - FondosInversion

Versión de HTML Básico

dinamizar la actual situación de madurez de la inversión colectiva española, la propuesta norma-
tiva quedará sólo en una declaración de intenciones sin respuesta del mercado. El reglamento que
articula la vigente Ley de Instituciones de Inversión Colectiva fue aprobado en el RD 1309/2005
de 4 de noviembre y que fue publicado en el BOE de 8 de noviembre de 2005, e igualmente reco-
ge en su introducción los motivos que impulsaron la reforma legislativa. Este reglamento exige
en su Disposición Transitoria Primera que todas las IIC tendrán un plazo de un año desde su
entrada en vigor para adaptarse a él, por lo que a finales de 2006, debía estar plenamente apli-
cado.
A continuación se exponen brevemente algunos de los aspectos y modificaciones básicas que
afectarán a la industria de los fondos de inversión:
NUEVA TIPOLOGÍA: CON EL NUEVO MARCO LEGISLATIVO
DESAPARECE LA DIFERENCIACIÓN ENTRE FIM Y FIAMM.
APARECEN LOS FONDOS POR COMPARTIMENTOS.
Ahora todos los fondos de inversión de carácter financiero se agrupan bajo las siglas FI. Las
sociedades de inversión pasan a conocerse como SICAV.
Se crea la figura del fondo de inversión por compartimentos, en los que bajo un único contra-
to constitutivo y reglamento se agrupan varios compartimentos con una denominación específica
que necesariamente deberán incluir la denominación del fondo. Cada uno de éstos tendrá su pro-
pia política de inversión, su régimen de comisiones, un valor liquidativo y una rentabilidad diferen-
te. Cada uno de estos compartimentos podrá tener diferentes clases de participaciones.
Además, van a existir diferentes condiciones, puesto que cada compartimento podrá cobrar
una comisión diferente. Así, la entidad puede lanzar distintas participaciones de un fondo con
costes diferentes para cada tipo de cliente.
En ningún caso un FI de carácter financiero podrá tener un compartimento no financiero y
viceversa.
La nueva normativa también ampara al partícipe en el caso de que como consecuencia de la
aparición de determinados supuestos (cambio de política de inversión, sustitución de la gesto-
ra,…), el partícipe pueda separarse del fondo sin comisión ni gasto asociado, manifestando, de
esta manera el principio de protección de inversores).
LÍMITES MÁXIMOS A LAS COMISIONES
Las Sociedades Gestoras y las Sociedades Depositarias de los FI podrán recibir de los fondos
comisiones de gestión y depósito respectivamente, y las sociedades de gestión podrán recibir de
los partícipes comisiones por suscripción y reembolso.
Se aplicarán las mismas comisiones de gestión y de depósito a todas las participaciones de
una misma clase. Mientras que las comisiones de suscripción y reembolso podrán ser diferentes
por condiciones objetivas y no discriminatorias, que deberán recogerse en el folleto del fondo.
Para los fondos de inversión de carácter financiero, los límites máximos en las comisiones
repercutidos sobre los partícipes, con carácter general, son los siguientes:
110
FONDOS DE INVERSIÓN ESPAÑOLES:
Crecimiento y análisis de eficiencia