Página 124 - FondosInversion

Versión de HTML Básico

lejos de agotarse presenta potenciales vías de crecimiento hasta alcanzar cifras equiparables con
los países más relevantes de nuestro contexto europeo. También, en este primer capítulo, se rea-
liza un análisis comparativo de nuestra industria de inversión colectiva con la norteamericana,
mucho más desarrollada.
Adicionalmente, se presentan las principales características de las Instituciones de Inversión
Colectiva, centrándonos especialmente en su figura estrella, los Fondos de Inversión, de los que
también recogemos su tipología.
El segundo capítulo recoge algunos de los nuevos productos de inversión colectiva que sur-
gen como consecuencia de la nueva normativa. En este sentido se presentan los Fondos cotiza-
dos, también conocidos como ETFs (
Exchange Traded Funds
). Éstos se caracterizan por tener
como objetivo la reproducción de un índice bursátil o de renta fija, de la misma forma que un
Fondo índice. Lo que les diferencia de éstos es que sus participaciones están admitidas en bolsa,
por lo que son negociables en la jornada bursátil.
Otros de los nuevos productos incorporados son los Fondos de Inversión Libre, conocidos en
el mundo anglosajón como
hedge funds
. Hay que diferenciar entre los productos especulativos,
que arriesgan el capital con inversiones agresivas y un fuerte apalancamiento, y los de cobertu-
ra, que protegen su patrimonio a través de derivados que les permiten reducir o eliminar las pér-
didas del partícipe. Estos instrumentos se dividen en dos clases según el partícipe al que vayan
dirigidos: los Fondos y Sociedades de Inversión Libre, orientados a instituciones y particulares
cualificados, y los Fondos de Fondos de Inversión Libre, para particulares menos cualificados.
Finalmente en este segundo capítulo se recogen los Fondos Éticos y Solidarios. Frente a los
convencionales, los fondos de inversión éticos o socialmente responsables son aquellos que selec-
cionan sus carteras con criterios de responsabilidad social y definen un ideario ético, y los fon-
dos solidarios se caracterizan por destinar parte de las comisiones de gestión cargadas por el
fondo a alguna organización social.
El tercer capítulo tiene por objetivo realizar un recorrido serio y riguroso por los diferentes
índices de medición de la eficiencia alcanzada en la gestión de las carteras. Así, en este capítulo,
se revisan las medidas de eficiencia en la gestión tradicionalmente señaladas por la literatura
financiera. Se concede especial atención a los índices de Sharpe, Treynor y Jensen, como para-
digmas de medición de la performance. Adicionalmente se presentan otras medidas, algunas de
las cuales tratan de resolver determinadas inconsistencias presentes en las medidas tradicionales.
Todas las medidas de performance recogidas en el capítulo consideran en su evaluación los
parámetros rentabilidad y riesgo, al suponerse la existencia de liquidez adecuada. Por supuesto,
un fondo obtendrá una mejor valoración cuanta mayor sea su rentabilidad y menor sea su ries-
go.
Resulta también fundamental plantearse si los gestores consiguen fondos de inversión con
resultados de performance persistentemente buenos o persistentemente malos. Los peores gesto-
res serán expulsados por el mercado, si éste es eficiente. De tal manera que en este tercer capítu-
lo analizamos la posible presencia del fenómeno de persistencia en la eficiencia.
No obstante, los índices de performance que consideran constantes los parámetros rentabili-
dad y riesgo no son adecuados y premian a los gestores por el uso de la información que está
122
FONDOS DE INVERSIÓN ESPAÑOLES:
Crecimiento y análisis de eficiencia