Página 7 - FondosInversion

Versión de HTML Básico

La riqueza financiera de las familias españolas ha experimentado un fuerte ritmo de crecimiento
durante las dos últimas décadas y especialmente durante la década de los 90 y, a la vez, ha sufrido cam-
bios muy significativos en su estructura.
En términos de valor ha pasado de 420.000 millones de euros a 1,91 billones en 2007. En 17 años
se ha multiplicado por más de 4,5 veces con tasas de crecimiento anual acumulativo del 9,3%, por enci-
ma del PIB. En relación al PIB la riqueza financiera ha pasado de representar un 140% en 1990 a un
182% en 2007.
Esta situación, que indudablemente tiene una lectura positiva, convive con una estructura de la rique-
za total de las familias españolas que mantiene una muy elevada concentración en activos inmobiliarios.
Con las últimas estimaciones disponibles, al cierre del año 2007 aproximadamente el 78% del patrimo-
nio total de las familias españolas estaba compuesto de activos no financieros, básicamente inmobiliarios,
y solo el 22% eran activos financieros. Hace casi una década, en 1998, estas proporciones eran ya altas
pero inferiores, del 70% y 30% respectivamente. La popularización de la inversión inmobiliaria acompa-
ñada del paralelo ascenso de las valoraciones ha configurado una estructura de patrimonio con una exce-
siva concentración del riesgo en un determinado tipo de activos, los inmobiliarios, que, además, están par-
cialmente financiados con un endeudamiento sujeto al riesgo de tipo de interés.
Varios factores relacionados en buena medida con la desaceleración de la economía y especialmen-
te del sector inmobiliario se están conjugando para que, probablemente, el año 2008 marque el punto
de inflexión en la inversión de las familias españolas en activos inmobiliarios y abra un nuevo escena-
rio en el cual los activos financieros recobren el protagonismo que les corresponde.
El cambio estructural de los activos financieros de las familias Españolas.
Volviendo a los activos financieros, la elevada concentración del patrimonio de los hogares españo-
les en activos inmobiliarios no debe hacernos olvidar que la riqueza financiera de las familias españolas
ha cambiado cuantitativa y cualitativamente a lo largo de los años 90. Se ha producido una enorme
transformación en sus preferencias financieras a la hora de decidir entre los distintos instrumentos finan-
cieros que pone a su disposición un Sistema Financiero cada vez mas desarrollado. Este ha sido, sin
duda, uno de los fenómenos que refleja el cambio experimentado por el sistema financiero español a lo
largo de la pasada década.
5
PRÓLOGO
3
PRÓLOGO