Página 71 - FondosInversion

Versión de HTML Básico

res en este tipo de fondos. También analizan las estrategias adoptadas por estos fondos así como
la participación de ONG's como inversores institucionales. Adicionalmente establecen una com-
paración entre inversión socialmente responsable y responsabilidad social corporativa.
Asimismo, el alfa de Jensen sigue siendo ampliamente utilizado en la actualidad para medir
la eficiencia en la gestión de las carteras, como, por ejemplo, en los trabajos de Hallahan y Faff
(2001), Coggins et al (2006), Coles et al (2006), Ekern (2006), Rompotis (2007) ó Kostakis
(2008).
En el ámbito nacional, Matallin y Martí (2008), emplean la medida de Jensen para analizar la
performance de los planes de pensiones individuales españoles, aplicando a este fin un modelo
multi-índice basado en una extensión del alfa de Jensen. También analizan el efecto del tamaño,
las comisiones, el status legal del grupo al cual pertenece la gestora y la edad del plan sobre su
performance. Finalmente, evalúan la persistencia de los resultados de los planes de pensiones.
En relación al ratio de Treynor, también son diversos los trabajos que demuestran su actual
vigencia y gran aplicación. Es el caso de los estudios realizados por Hubner (2005), Ahmad y
Albaity (2006), French y Ko (2006), Breuer y Gürtler (2007), Gallo (2007) ó Saidov (2007).
En España, Ferruz et al (2008a) corrigen la penalización del riesgo por cociente que realizan
los ratios de Treynor y Sharpe optando por una penalización lineal del mismo que conduce a cla-
sificaciones de fondos similares a las realizadas por los ratios clásicos, lo que permite confirmar
que las medidas propuestas mantienen el sentido económico-financiero de los índices clásicos
pero superan a éstos metodológicamente.
En relación a los resultados de eficiencia en la gestión de carteras, en el ámbito de la investi-
gación de los fondos de inversión en España, no son concluyentes. Por lo general, los trabajos
desarrollados muestran que estos productos financieros no obtienen resultados positivos.
Destacan, entre otros, los trabajos de Bergés (1987), Rubio (1992, 1993, 1995), Álvarez (1995),
Freixas et al. (1997), Menéndez y Álvarez (2000), Marín y Rubio (2001), Bauer et al. (2003),
Otten y Bams (2003), Agarwal et al. (2004), Balaguer et al. (2004), Ferruz y Vargas (2004a,
2004b), Akhigbe et al. (2005), Ding y Wermers (2005), Ferruz, Marco y Sarto (2005), Ferruz y
Vicente (2005), Ferruz et al (2008b) y Matallin y Martí (2008).
A continuación vamos a mostrar las medidas de performance clásicas que con mayor frecuen-
cia se han ido empleando. Los indicadores más habituales de performance son el alfa de Jensen,
el ratio de Treynor y el ratio de Sharpe. Este último tiene en cuenta la rentabilidad y el riesgo de
los fondos sin hacer referencia alguna a un índice de mercado. Las otras dos medidas sí que con-
sideran índices bursátiles. Los ratios de Sharpe y Treynor son medidas de performance relativas
mientras que el alfa de Jensen es una medida absoluta.
69
ANÁLISIS DE EFICIENCIA DE LOS FONDOS DE INVERSIÓN
3