Página 93 - FondosInversion

Versión de HTML Básico

d) Una variable dummy para el mes de enero.
e) Una medida de la riqueza relativa inversa.
f) La rentabilidad real del bono.
La primera variable está referida a las repos de letras del tesoro españolas a 30 días. Hemos
obtenido estos datos a partir de los Boletines Estadísticos del Banco de España.
La rentabilidad por dividendo se calcula como la suma de los dividendos pagados por el
MSCI-Spain los 12 meses previos y todo ello dividido por el precio actual del índice. Estos datos
los hemos obtenido a partir de las series históricas de Morgan Stanley.
La pendiente del término estructura se calcula como la diferencia anualizada entre la rentabi-
lidad de los bonos del estado a 10 años y la rentabilidad de las letras del tesoro a 3 meses. Estos
datos son obtenidos a partir de los Boletines Estadísticos del Banco de España.
El principal motivo que nos ha llevado a considerar una variable dummy como uno de los
instrumentos de información predeterminada no es otro que el argumento de Keim y Stambaugh
(1986); estos autores consideran que cualquier estudio sobre expectativas cambiantes debe tener
en cuenta la estacionalidad. Las variables de información empleadas por estos autores para pre-
decir las rentabilidades de los bonos y acciones muestran estacionalidad en enero, por lo que se
produce un incremento del riesgo en torno al cambio de año. Para explorar esta posibilidad,
hemos recogido el efecto del cambio de año como una variable dummy representativa del mes
de enero, de modo que la variable dummy tomará el valor 1 para los meses de enero y 0 para el
resto de los meses.
La riqueza relativa inversa se calcula como el cociente entre la riqueza real pasada y la rique-
za real presente. Como variable representativa de la riqueza empleamos el índice bursátil, ya que,
aunque los mercados bursátiles representan sólo una pequeña parte de la riqueza mundial, repre-
sentan el segmento más volátil y están positivamente relacionados con otros segmentos de rique-
za. Empleamos, por tanto, el MSCI-Spain deflactado por el IPC. Los datos del IPC se obtienen a
partir de los Boletines Estadísticos del Banco de España.
La rentabilidad real del bono es la diferencia entre la rentabilidad de un bono a largo plazo
(10 años) y la tasa de inflación esperada durante la restante vida del bono. La tasa de inflación es
interanual. Ambos datos, la rentabilidad del bono a largo plazo y la tasa de inflación esperada,
los hemos obtenido a partir de los Boletines Estadísticos del Banco de España.
91
ANÁLISIS DE EFICIENCIA DE LOS FONDOS DE INVERSIÓN
3