UN MITO BURSÁTIL. "CONFUSIÓN DE CONFUSIONES", 1688
unidas de Amberes por el rey Pedro II de Portugal, como lo fue
Diego de Mendoza a quien de la Vega dedicó su última obra,
Ideas
posibles,
en 1692.
La dedicatoria está fechada el 24 de mayo de 1688.
Estas dedicatorias en la portada son típicas del siglo XVII. La pri-
mera parte de la primera edición de El Ingenioso Hidalgo don Quijote
de la Mancha estaba dedicado, 'dirigido' dice Cervantes, al Duque de
Béjar (1605) y la segunda parte al Conde de Lemos (1615).
PRÓLOGO
Escrito en letra cursiva explica en siete páginas los motivos de
tejer estos diálogos
que no son otros que estos tres,
entretener el
ocio…describir un negocio que es el mas real y útil que se conoce hoy en
Europa, y el tercero pintar con el pincel de la verdad las estratagemas.
Anticipa el estilo y la forma de tratar los negocios y explica la elec-
ción del título al que solo se vuelve a referir al final del Diálogo cuar-
to, como luego comentaremos.
Llámole
Confusión de confusiones
por no haber en él sutileza que no encuentre quien la asalte, ni ardid que
no halle quien lo rinda.
El título siempre me ha recordado el
"mataiotes mataiotetos"
griego
de San Juan Crisóstomo que estudiamos en el último curso preuni-
versitario:
Vanidad de vanidades…todo es vanidad…
recogiendo los tex-
tos de la Biblia, pero no lo he visto citado en la obra ni hay ninguna
alusión a la misma. Y eso que todo el texto está lleno de erudiciones,
desde la filosofía griega, citas bíblicas y de los clásicos hasta el arte
27
1
1...,19,20,21,22,23,24,25,26,27,28 30,31,32,33,34,35,36,37,38,39,...88