UN MITO BURSÁTIL. "CONFUSIÓN DE CONFUSIONES", 1688
Esta opción da derecho a pedir o entregar la mercancía. Es pues una
opción de compra o una opción de venta, pero Torrente señala que se
parece más una operación con prima que a una opción, según las ope-
raciones reguladas por el viejo y clásico Reglamento de la Bolsa de
Madrid que define la operación con prima como la que da derecho a
pedir o entregar la partida. Poniendo un ejemplo, de la Vega explica que
están las acciones a 580…los que dicen que toman estas Opsies les propongo
entregar cada partida a 600 hasta tal plazo, ajusto el premio, escríbolo luego
en Banco, y se que no puedo perder mas de lo que desembolso con que todo lo
que suben de 600 gano. Y lo que bajen, no me sirve de ansia para el juicio, ni
de inquietud para la honra, ni de sobresalto para el sosiego. Si llegando a 600,
poco más o menos, mudo de opinión y penetro que no se halla todo tan pom-
poso como se entendía, vendo las partidas sin peligro, porque todo lo que
bajan es ganancia. Y como el que recibió el dinero está obligado a entregár-
melas al precio acordado, aunque suban de él no puedo sentir otra perdida
que la del Opsie, ni llorar otro castigo que el del premio… Llamaronle los fla-
mencos Opsies, derivado del verbo latino optio optionis, "elección"…
El mercader pregunta por el inventor de este juego, que anticipa
al concepto de las
put
y de las
call,
y el accionista se lo atribuye a Job,
Absalón, Lucifer, Balaan, Sancho Panza, Palas, el Rey que rabió,
Neptuno o Mercurio.
DIÁLOGO SEGUNDO
En el Diálogo Segundo, de noventa páginas, aunque el accionista
es el que mas habla a lo largo de estas páginas, el filósofo apostilla que
33
1
1...,25,26,27,28,29,30,31,32,33,34 36,37,38,39,40,41,42,43,44,45,...88