MITOS BURSÁTILES Y BURBUJAS FINANCIERAS
A los desaciertos llaman los accionistas "bofetones"
y remontándose a los
griegos dice en latín
quia non est correctio errori
(ya que no existe remedio
para la equivocación). Como vemos todo pura actualidad. Yo recuerdo a
un periodista bursátil de Bilbao que hablaba de
sopapo hipopotámico
cuan-
do un valor bajaba mucho.
DIÁLOGO TERCERO
El Dialogo tercero tiene ciento diez y ocho páginas y empieza con
unos versos de
La vida es sueño
de Calderón de la Barca,
[Ay misero de mi.
Ay infelize. Que si pago muriendo, Cielos, que culpa cometí naciendo? Nace el
ave…]
iniciados por el Filósofo, seguidos por el Mercader y a continua-
ción interviene el Accionista para hablar de la desdicha y la felicidad, del
engaño y la vergüenza, de la ciencia que Salomón construyó sobre los
siete pilares de su palacio. De la ignorancia y el desengaño. Y de la tra-
ducción que se hace de las Escrituras en las que se confunde a los mer-
caderes con los ladrones. Hay mil referencia y citas, desde la Biblioteca
de Constantinopla a la Torre de Pisa y desfilan numerosos personajes
bíblicos y filósofos de la antigua Grecia. Y se pregunta
si es Comedia este
negocio, como no os aprovecharon tantos ensayos, para representar con acier-
to la Comedia?...
Es portentoso el negocio de las Acciones en la máquina de partidas que se
ajustan en una nueva "improvisa",
por algo imprevisto.
Y es ignorancia no
querer deshacer la partida pudiendo conseguirlo…
y compara el
juego de las
acciones
con el
juego
de la pelota o la esgrima. Esta primigenia compara-
ción con el juego ha sido objeto de crítica por cuantos pensamos en la
36
1...,28,29,30,31,32,33,34,35,36,37 39,40,41,42,43,44,45,46,47,48,...88