UN MITO BURSÁTIL. "CONFUSIÓN DE CONFUSIONES", 1688
das. No olvidemos que a esa fecha, 1688, ya llevaban un siglo funcionan-
do. En Brujas, como ya hemos señalado al principio, surgieron las prime-
ras casa de contratación en el siglo XV en la casa de un comerciante lla-
mado
van der Boursen
a quien se cree se debe el origen del nombre:
Bolsa
(28)
, lo que difiere claramente de los comentarios que José de la Vega
hace de su origen y etimología. En cualquier caso se trata de un lugar o
centro de contratación. Con posterioridad en pleno siglo XVI, ya hemos
dicho al principio que Carlos V autorizó la creación de la Bolsa de
Amberes (1527). Y la de Amsterdam lo hizo a imitación de aquella en los
primeros años del XVII, (ver notas 2, 3 y 4) de manera que ya a finales
de siglo tenía una dilatada experiencia.
Como vemos ya funcionaban los corros, idénticos a los de nuestra
Bolsas contemporáneas hasta 1987. Trescientos años. También los
corredores, nuestros antiguos Agentes de Cambio y Bolsa y
Corredores de Comercio. Y ya se pagaban corretajes. Las comisiones
y las tasas de las operaciones de bolsa de hoy y de ayer. Aunque no
habla del
parquet
francés y español, en donde se situaban los Agentes
de Bolsa, los fedatarios públicos, sí habla de los
corros
. El resto, apo-
derados, corredores, mercaderes, comerciantes, en fin los inversores,
los compradores o los apoderados, se situaban debajo separados y
apretados. Así funcionaban los corros, idénticos a los que funciona-
ban en las Bolsas europeas y por supuesto en las españolas hasta
1987. Y ya entrado el siglo XXI seguía existiendo un segmento de
valores que cotizaban en el parquet en unos corros casi artificiales. Y
se sigue hablando del parquet al referirse a los "segundos mercados"
39
1
(28) Vid. GARCÍA DE LA RASILLA, A., La reforma de la Bolsa…,
op. cit. p. 58 y nota 3
1...,31,32,33,34,35,36,37,38,39,40 42,43,44,45,46,47,48,49,50,51,...88