UN MITO BURSÁTIL. "CONFUSIÓN DE CONFUSIONES", 1688
de posición y salir al mercado dispuestos a comprar todo lo que
ofrezcan, y ver así la situación de los ánimos. Si los cambios suben
por si solos o porque los "pican" vuelven a vender con beneficio;
si venden en baja y perdiendo intensifican la tendencia que desde
un principio se proponen provocar
(32)
.
José de la Vega dice:
porque viéndoles comprar ni saben si compran
para tener que vender, a lo que llamamos buscar pólvora-
es decir conse-
guir papel o dinero para vender o comprar respectivamente-
o si com-
pran por querer comprar, ya sea arrepentidos de la opinión, ya sean fati-
gados del combate.
Estas tácticas operativas siguen teniendo plena actualidad. Las
tenían en la operativa ya clásica de contratación de viva voz, en el
parqué o `parquet según la terminología francesa al uso en nuestra
Bolsa, y la siguen teniendo ahora, en el nuevo mercado continuo,
informatizado, mejor tipificadas, en las técnicas de contratación y en
la emisión de órdenes. Qué otra cosa son, las órdenes
limitadas, stop
loss, desde o hasta tanto,
las posiciones
tapadas
u
ocultas, parciales,
la
contratación por
lotes
y tantas otras maneras de operar. Desde siem-
pre se ha reconocido el
regateo, chalaneo,
y demás artimañas para
comprar en los mercadillos, almonedas y demás lugares de contrata-
ción o intermediación. También, la búsqueda de fondos o materiales
para poder comprar o vender en esos centros. Por tanto, hoy como
ayer, no solo desde hace cuatrocientos años sino desde los fenicios, el
juego de la picardía entre compradores y vendedores es inherente a la
47
1
(32) TORRENTE, J.A.,
op.cit. p.181-183
1...,39,40,41,42,43,44,45,46,47,48 50,51,52,53,54,55,56,57,58,59,...88