BURBUJAS FINANCIERAS
del Este y del Oeste en el XVII como hemos en visto en Confusión de
confusiones, o con las plantaciones de algodón en Estados Unidos
hacia 1830, con los ferrocarriles en Gran Bretaña hacia 1835, la venta
de solares en Viena en la década de 1870 o con las minas de oro del
Transvaal a finales del XIX
(39)
. Inflación y especulación siempre termi-
nan mal. La idea de Law de aumentar la circulación monetaria para
estimular la economía tuvo funestos resultados. La creación en 1716 de
la Banque Génèrale, luego Banque de France, para emitir papel mone-
da sin reservas y la especulación con las acciones de las Compañías de
Indias que habían conseguido, también por influencias, el monopolio
del comercio en el Mississippi hizo que las acciones pasaran de 500 a
18.000 libras. Cuando la burbuja explotó en 1720 se llevó por delante
la Compañía de Indias, el Banco y las finanzas francesas.
LA BURBUJA DE LOS MARES DEL SUR DEL CONDE DE
OXFORD, 1712
Casi al mismo tiempo, unos pocos años antes, en 1711, se había
producido en Gran Bretaña la burbuja de la Compañía del Mar del
Sur,
South Sea Company,
propuesta por el Conde de Oxford para res-
taurar el crédito público. Se creaban Compañías para operar con las
fabulosas riquezas de América del Sur, el oro, la plata y los minerales
del continente sudamericano, afirmando, falsamente, que habían
obtenido autorización de nuestro Rey Felipe V para repartirse las
ganancias de forma proporcional. Como las finanzas inglesas eran
61
2
(39)
Esta última citada por
RAMÓN CANOSA, La especulación a plazo en los centros de contratación de valores.
Apuntes para la historia de las Bolsas españolas,
Madrid 1967.
1...,53,54,55,56,57,58,59,60,61,62 64,65,66,67,68,69,70,71,72,73,...88