MITOS BURSÁTILES Y BURBUJAS FINANCIERAS
malas con las autorizaciones de la nuevas Compañías mejoraban la
situación de la South-Sea Company y del Bank of England. Los rumo-
res y las noticias empezaron a fluir y las cotizaciones de las nuevas
sociedades a subir. La especulación siguió su curso hasta que la reali-
dad económica se impuso a la ficción financiera.
Durante varios años proliferaron las nuevas compañías creadas
para llevar a cabo negocios de todo tipo. El Parlamento británico
aprobó una Ley en 1720, la
Bubble Act
, prohibiendo la creación de
nuevas Compañías y no se sabe si para controlar la
South Sea
o para
apoyarla evitando la aparición de nuevos competidores. Pero la situa-
ción ya no tenía remedio. Pocos meses después de la Compañía del
Mississippi se produjo el colapso de la del Mar del Sur. A finales de
abril de 1720 sonó la alarma y el colapso se produjo en los primeros
días de septiembre. De manera que en pocos meses, de mayo a agos-
to de 1720 se produjo una crisis económica internacional de grandes
proporciones.
Por eso, algunos autores como John Akerman
(40)
sostienen que la
de 1720 fue la primera crisis internacional porque la especulación en
Londres y París tuvo graves implicaciones en otras ciudades europe-
as como Amsterdam, Hamburgo y Milán. Hoy día, la globalización, la
interconexión bursátil, la difusión de las noticias y la inmediatez de
las comunicaciones hacen que todas las crisis sean internacionales.
62
(40) AKERMAN, J., Structures et cycles économiques,
Paris 1957.
1...,54,55,56,57,58,59,60,61,62,63 65,66,67,68,69,70,71,72,73,74,...88