MITOS BURSÁTILES Y BURBUJAS FINANCIERAS
ganancias. Así que se esparció el rumor, muchos decidieron no que-
darse fuera del negocio y apoyaron a Ponzi que captó abrumadoras
sumas de dinero. La gente hacía cola para confiarle sus ahorros, pero
en realidad Carlo Ponzi no estaba comprando los cupones; estaba
pagando beneficios de hasta el 100% en tres meses utilizando el capi-
tal de los sucesivos nuevos inversores. Ponzi convenció a amigos y
conocidos para que apoyaran su sistema ofreciendo un rendimiento o
retorno del 50% en la inversión en un plazo de 45 días. Algunas per-
sonas invirtieron y luego obtuvieron lo prometido en el lapso que se
había acordado. La noticia se empezó a esparcir, y el promedio de
inversiones comenzó a crecer. Ponzi contrató agentes y pagó genero-
sas comisiones por cada dólar que pudieran conseguirle. En febrero
de 1920, Ponzi obtuvo unos US$5.000, una gran suma en ese tiem-
po. En marzo ya tenía unos 30.000 dólares USA. La histeria masiva se
estaba construyendo y Ponzi comenzó a expandirse a Nueva
Inglaterra y Nueva Jersey. En su tiempo los que invertían obtenían
grandes beneficios, y estos inversores lo aireaban de palabra y moti-
vaban a otros a invertir. Ya para mayo de 1920 había logrado recau-
dar unos $420.000. Ponzi comenzó a depositar su dinero en el
Hanover Trust Bank of Boston (Un pequeño banco italoamericano en
la calle de Hanover al norte de la calle de los italianos), en espera de
que a lo largo del tiempo se pudiera convertir en el presidente del
banco o pudiera imponer sus decisiones sobre éste; en realidad logró
controlar el banco al comprar sus acciones. En julio de 1920 ya tenía
millones. Muchas personas vendían o hipotecaban sus casas con la
esperanza de lograr altos intereses.
76
1...,68,69,70,71,72,73,74,75,76,77 79,80,81,82,83,84,85,86,87,...88