OTRAS BURBUJAS
con los dedicados a banca privada, como los suizos, y a grandes fortunas
como la de la dueña de L'Oréal y otros muchos nombres conocidos, tam-
bién españoles. Amplió su red de agentes desde Austria a España, pasan-
do por Francia, Suiza, Inglaterra, Estados Unidos y Sudamérica. Recibió
en su oficina de Manhattan a los analistas de los primeros bancos del
mundo, y a todos les convencía de su solvencia, de su legalidad y de su
transparencia.
Varias denuncias a la SEC fueron resueltas favorablemente, hasta
que a principios de diciembre de 2008 se encontró con peticiones de
reembolso por siete mil millones de dólares que no podían atender.
El 11 de diciembre fue detenido. Hasta las joyas que le incautaron
fueron subastadas. Pero nunca se sabrá lo que los afectados de medio
mundo podrán recuperar. Este cuento de beneficios fiscales, cajas
negras, rentabilidades misteriosas y trustees, no se si convertirá en un
mito, nunca fue una burbuja, y pasará a la historia como unos de los
mayores fraudes financieros. Actualmente numerosos pleitos en
medio mundo y especialmente en Estados Unidos siguen su curso.
Poco después de iniciarse el caso Madoff, en febrero de 2009 apa-
reció otro similar al imputarse a Allen Stanford, de 59 años, una esta-
fa piramidal de 7.000 millones de $USdólares, por el que ha sido con-
denado, en marzo de 2012. Stanford que empezó con un gimnasio en
Texas y acabó con un Banco de la Isla de Antigua y como empresario
de cricket con el título de Sir, tras una vida ostentosa entre yates y
aviones privados, se enfrenta a 20 años de cárcel.
81
3
1...,73,74,75,76,77,78,79,80,81,82 84,85,86,87,88