PRÓLOGO
7
época francesa y británica del siglo XVIII, donde las sugerencias de lo
que se llama economía financiera hizo tambalear las finanzas Públicas de
ambos países. Recordar la figura de John Law y sus esquemas del
Mississippi y la especulación con acciones de las Compañías de las Indias
nos permite enlazar con las obras contemporáneas de Kostolany y del
economista Kindleberger para terminar con el más reciente fraude monu-
mental del americano Madoff.
Este ensayo tiene la singularidad de poner en el momento actual de
gran crisis económica y financiera sucesos anteriores de absoluta veraci-
dad histórica que permita a algunos evitar los mismos errores y en su
caso superar, como se hizo en el pasado, esta crisis de 2007-2012… cuyo
fin apenas se vislumbra y que, a pesar de la abundante literatura que se
ha escrito en estos años sobre su origen, seguirá siendo una incógnita su
solución.
Y finalmente un apunte más: Escribiendo estas líneas a finales de
2011, se cumplían 180 años de la creación oficial de la Bolsa de
Madrid
(1)
. Y aún podríamos hablar de 200 años pues durante la domina-
ción francesa hubo un conato de Bolsa con un Real Decreto del Gobierno
de José I Bonaparte en 1809, que serviría para la creación de la Bolsa de
Madrid en enero de 1811, de efímera existencia
(1) Luis López Ballesteros, Ministro de Hacienda de Fernando VII, encargó a Sainz de Andino, redactor del Código de
Comercio, la redacción de una Ley que regulara la difusión y contratación de efectos públicos en las Bolsas, que en
base al modelo francés vio la luz el 10 de septiembre de 1831, dando paso a la creación de la Bolsa de Madrid el 20
de octubre de ese mismo año 1831.
1,2,3,4,5,6,7,8 10,11,12,13,14,15,16,17,18,19,...88