Estimados Accionistas,
Tengo la satisfacción, como Presidente del Consejo de
Administración de Bolsas y Mercados Españoles (BME),
de presentar el Informe de Gestión y las Cuentas Conso-
lidadas del Grupo.
Un ejercicio 2012 muy complicado
Con 2012 se cierra un lustro de crisis. Han pasado ya
más de cinco años de profundas heridas y dramáticas
consecuencias para las economías mundiales. Ha sido un
período difícil, donde han confluido crisis muy diversas y
donde el acceso a la financiación no se restablece.
Las reformas emprendidas por el Gobierno, así como
el discurso unánime de Europa a favor del Euro y de la
puesta en marcha de algunas medidas económicas han
conseguido una cierta estabilización de los mercados.
En el caso de la Deuda y la Bolsa española, sin duda,
los mensajes del presidente del Banco Central Europeo
generaron un punto de inflexión.
La Bolsa española finalizó 2012 con un retroceso en el
año del 5%. La prima de riesgo continúa en un nivel
complicado para la economía, pero se ha distanciado del
elevado récord que llegó a alcanzar.
Las empresas españolas cotizadas han perdido en estos
cinco años 400.000 millones de euros de valor bursátil. El
riesgo España ha pesado sobre las sociedades cotizadas,
a pesar de que muchas son líderes a nivel internacional
en su sector. En una de cada cuatro cotizadas de la Bolsa,
la facturación en el exterior supera el 75% sobre el total.
Los resultados son satisfactorios a pesar del entorno
A pesar de las dificultades del entorno, los resultados
de la compañía se pueden considerar satisfactorios.
El resultado neto de BME en 2012 asciende a 135,5
millones de euros, lo que representa un descenso anual
del 12,7%. La cifra de ingresos en el conjunto del año se
ha situado en 296,2 millones de euros, con una disminu-
ción del 7,8% respecto a 2011.
Los costes operativos en 2012 se cifran en 98,9 millones
de euros, con un ligero incremento de tan solo el 0,6%
respecto a 2011, claramente por debajo de la tasa anual
de inflación.
Los volúmenes de contratación se han resentido
La incertidumbre se ha transferido una vez más a los
niveles de contratación. En 2012 las negociaciones se
redujeron en la Bolsa española un 11% y el volumen de
efectivo contratado ha sufrido un retroceso del 24,5%,
en parte afectado por la prohibición de las posiciones
cortas, que entre enero y febrero estuvo limitada a los
valores financieros, y extendiéndose a todos los valores
del mercado desde julio hasta febrero de 2013.
La prohibición de las posiciones cortas en todas las
compañías cotizadas ha contribuido a deteriorar los
volúmenes de contratación en la Renta Variable y en
Derivados, y se ha producido una disminución de la
liquidez en los libros de órdenes, con el consiguiente
resultado de ampliación de las horquillas de compra-
venta y un encarecimiento del coste implícito de transac-
ción para el inversor.
La caída de contratación de la Bolsa española se produce
en un contexto de deterioro generalizado. El efectivo
negociado ha bajado también durante el pasado ejer-
cicio un 24% en la Bolsa alemana, un 21% en Euronext y
un 25% en la Bolsa de Nueva York.
11
Carta del Presidente
Informe
Anual 2012
/ BME
2
1...,2,3,4,5,6,7,8,9,10 12,13,14,15,16,17,18,19,20,21,...224