España: el alto desempleo empaña cualquier previsión
Recién estrenado 2013, la economía española sigue digi-
riendo pesadamente los excesos de su pasado repletos
de decisiones poco sopesadas y poca transparencia para
desvelar la situación real de su sistema financiero. Las
grandes cifras del cuadro macroeconómico y la lacra del
paro no alientan al optimismo a corto plazo, si bien hay
algunos elementos de fondo positivos que puede que no
estén siendo convenientemente puestos en valor: “los
árboles no dejan ver el bosque”, o al menos una bonita
parte del mismo, podríamos decir.
Al analizar la situación actual de la economía española
nos encontramos con descensos reales y proyectados
en las variables de consumo e inversión en 2012 y 2013.
Significativamente elevados en el segundo capítulo.
Unos y otros motivados por el aumento del desempleo y
los recortes en las ayudas y servicios públicos que están
socavando la renta disponible de hogares y los exce-
dentes de las empresas en un círculo retroalimentado. La
deflación de activos (reales y financieros) y la retracción
generalizada del crédito son, a su vez, dos factores que
confluyen en esta crisis aguda dónde las apelaciones
del Gobierno a la confianza en que las reformas en
marcha darán fruto a largo plazo tratan de imponerse a
la realidad de la calle y la dureza del clima economico.
La economía española gana competitividad en un entorno recesivo
que compromete el cumplimiento de los objetivos presupuestarios del
Gobierno a corto ymedio plazo. En la parte final de 2012, los mercados
de deuda comenzaron a emitir algunas señales positivas sobre España
que, parece, se mantienen actualmente.
Compromiso con Latinoamérica, 14 Foro Latibex
18
El Entorno del Mercado
Informe
Anual 2012
/ BME
3
1...,8,9,10,11,12,13,14,15,16,17 19,20,21,22,23,24,25,26,27,28,...224