El Grupo BME realiza un ejercicio de priorización para cada uno de los riesgos identificados, ponderándolos en función
de la probabilidad de ocurrencia (baja, moderada, significativa, y muy alta) e impacto que supone para éste el hecho
de que el riesgo detectado se concrete en un suceso cierto (bajo, moderado, significativo y crítico).
Qué órgano de gobierno de la entidad supervisa el proceso.
El Consejo de Administración tiene competencia para
“supervisar la eficiencia del control interno y los sistemas de gestión
de riesgos”.
Para el desarrollo de esta función, el Consejo de Administración cuenta con la Comisión de Auditoría, a la
que se le atribuye, entre otras, la función de
“(…) Supervisar, al menos anualmente, los sistemas de control y gestión de
riesgos, para garantizar que los principales riesgos se identifican, gestionan y dan a conocer adecuadamente, (…)”
En última instancia es el Departamento de Auditoría Interna, quien de acuerdo a lo establecido en el Estatuto del
Servicio de Auditoría Interna del Grupo BME, aprobado por la Comisión de Auditoría el día 29 de febrero de 2012,
tiene entre sus misiones:
“(…) ayudar a la Comisión de Auditoría en la supervisión eficaz del Sistema Interno de Control y
Gestión de Riesgos, mediante el ejercicio de una función independiente, alineada con las normas y estándares de calidad
profesionales, que contribuya al buen Gobierno Corporativo y reduzca a niveles aceptados el posible impacto de los riesgos
en la consecución de los objetivos de la Entidad. (…)”.
3. Actividades de control
Informe, señalando sus principales características, si dispone al menos de:
3.1. Procedimientos de revisión y autorización de la información financiera y la descripción del SCIIF, a publicar
en los mercados de valores, indicando sus responsables, así como de documentación descriptiva de los flujos de
actividades y controles (incluyendo los relativos a riesgo de fraude) de los distintos tipos de transacciones que
puedan afectar de modo material a los estados financieros, incluyendo el procedimiento de cierre contable y la
revisión específica de los juicios, estimaciones, valoraciones y proyecciones relevantes.
La preparación de la información financiera que se publica en el mercado de valores y su posterior revisión se funda-
menta en un adecuado equipo humano y técnico que permite al Grupo BME que dicha información sea precisa, veraz
y comprensible conforme a la normativa vigente. Los procedimientos de elaboración y revisión de la información
financiera han sido definidos y documentados por la Dirección Financiera del Grupo, quien cuenta con la colaboración
del resto de departamentos para la obtención del necesario nivel de detalle.
En este sentido, en los procesos de cierre contable y en concreto en la elaboración de los estados financieros, se
utilizan, ocasionalmente, juicios, estimaciones y asunciones por parte de la alta dirección para cuantificar activos,
pasivos, ingresos, gastos y compromisos, que se describen detalladamente en las correspondientes cuentas anuales.
Dichas estimaciones se realizan en función de la mejor información disponible a la fecha de preparación de los estados
financieros empleando métodos y técnicas generalmente aceptadas y datos e hipótesis observables y contrastadas.
En el presente ejercicio se han abordado, principalmente:
• la evaluación de posibles pérdidas por deterioro de determinados activos;
• las hipótesis empleadas en el cálculo actuarial de las provisiones por beneficios para empleados;
• la vida útil del inmovilizado material e intangible;
• la evaluación de la posible pérdida por deterioro de los fondos de comercio;
• el valor razonable de determinados instrumentos financieros;
• el cálculo de provisiones; y,
• las hipótesis empleadas en la determinación de los sistemas de retribución variable referenciados a las acciones de BME.
A los efectos de garantizar la fiabilidad de dicha información financiera, la Dirección Financiera realiza procedimientos
mensuales de revisión y cierre, tales como análisis de cumplimiento de presupuestos, elaboración de indicadores
sobre la evolución del negocio y análisis de ratios definidos por el propio Grupo BME.
Por su parte, el Consejo de Administración, a través de la Comisión de Auditoría, tiene entre sus funciones, de acuerdo
a lo establecido en el artículo 8 del Reglamento del Consejo de Administración, el revisar toda la información finan-
ciera publicada:
“(…) En relación con el Mercado de Valores y teniendo en cuenta la condición de emisor de la Sociedad, el
Consejo, actuando en pleno y, en su caso, a través de sus Comisiones, asumirá las siguientes funciones específicas:
a) Supervisar las informaciones públicas periódicas de carácter financiero y, en general, la información a los
mercados financieros de cuantos hechos, decisiones y circunstancias puedan resultar relevantes para la cotización
de las acciones.
(…)”
La Dirección Financiera es el departamento encargado de determinar la información financiera relevante, bajo crite-
rios cuantitativos de materialidad, y cualitativos, teniendo en cuenta la totalidad de la información financiera repor-
tada y publicada en los mercados financieros. Posteriormente, se analizan los procesos vinculados a dicha información
distinguiendo entre procesos de negocio, de soporte y las aplicaciones intervinientes en la elaboración de la informa-
ción financiera. A tal efecto, el Grupo BME dispone de documentación descriptiva de los flujos de actividades de los
procesos, subprocesos y actividades relevantes vinculados a dicha información financiera, así como de los riesgos y los
controles claves asociados a los mismos, los cuales están sujetos a una revisión y actualización periódica.
216
Anexo al Informe Anual de Gobierno Corporativo
para dar cumplimiento a lo establecido en la Ley de Economia Sostenible
Informe
Anual 2012
/ BME
6
1...,206,207,208,209,210,211,212,213,214,215 217,218,219,220,221,222,223,224