1.800.000
1.600.000
1.400.000
1.200.000
1.000.000
800.000
600.000
400.000
200.000
-
45
40
35
30
25
20
15
10
5
0
Volumen registrado MWh
dic-11 ene-12 feb-12 mar-12 abr-12 may-12 jun-12 jul-12 ago-12 sep-12 oct-12 nov-12 dic-12
MWh
Nº Participantes Lineal (volumen registrado MWh)
MEEFPower: Evolución volumen registrado y participantes
Los derivados, en el centro de la regulación finan-
ciera internacional
Los mercados de productos derivados han continuado
siendo objeto de intensa presión regulatoria a lo largo
de 2012. El elevadísimo volumen de estos productos
que se negocia de forma bilateral y no sujeta a reglas de
negociación o condiciones estándar (lo que se conoce
como mercado de derivados over the counter u OTC)
mantiene encendida la alerta sobre el riesgo sistémico
que acumulan y la necesidad de mejorar la transparencia
de estos mercados. De acuerdo con datos del Banco de
Pagos Internacionales (BIS) correspondientes al cierre del
primer semestre de 2012, el volumen nocional vivo de los
contratos de productos derivados OTC existentes en el
mundo era de 638 billones de dólares, casi 10 veces el PIB
mundial y un 9% menos que un año antes. Por su parte,
el volumen nocional vivo de los contratos negociados a
través de Bolsas y mercados organizados de derivados
de todo el mundo se situaba en 60 billones de dólares,
menos de un 10% del valor total de los derivados vivos en
el mundo en esa fecha.
Entre los acuerdos tomados por el G20 en 2009 para
reformar la arquitectura financiera mundial destacaron
las medidas relativas al funcionamiento de los mercados
de derivados OTC. Estas incluían encauzar la negociación
de estos productos desde el mercado OTC de negociación
bilateral a plataformas electrónicas de mercados organi-
zados como vía para una creciente estandarización de
los mismos, que se compensen a través de cámaras de
Cámaras de Contrapartida Central (CCP), así como requerir
el uso de registros de operaciones (Trade Repositories)
en el caso de derivados OTC con dificultades para ser
estandarizados. Las reformas persiguen mitigar el riesgo
sistémico mejorando la gestión del riesgo, reduciendo
la interconexión de posiciones y mejorando la transpa-
rencia. Las legislaciones base para apuntalar muchas de
estas medidas ya han sido aprobadas (Dodd-Frank Act en
los Estados Unidos y EMIR en la UE) y están empezando
a ser implementadas. La obligación de uso de Cámaras
de Contrapartida Central (CCP) es el aspecto que se está
revelando como más complejo dado que no todas las
transacciones de derivados OTC son suficientemente
estandarizadas para ser liquidadas a través de una CCP y
sin embargo pueden presentar riesgo sistémico. El Comité
de Basilea e IOSCO han propuesto que para este tipo de
derivados no liquidados a través de CCPs estén también
sujetos en alguna medida a un régimen de garantías y
márgenes.
46
Áreas de Actividad
Informe
Anual 2012
/ BME
4
1...,36,37,38,39,40,41,42,43,44,45 47,48,49,50,51,52,53,54,55,56,...224