Table of Contents Table of Contents
Previous Page  18 / 269 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 18 / 269 Next Page
Page Background

Carta del Presidente

18

Informe Anual 2014 BME

La necesidad de financiación alternativa se

convierte en prioridad

La necesidad de un cambio en el modelo de finan-

ciación tradicional, con más peso hacia los mercados

de capitales, es una opinión que desde hace tiempo

defendíamos pocos y que afortunadamente hoy se

ha generalizado a nivel mundial.

El Gobierno va dando pasos apoyando las alternativas

existentes y creando incluso otros mecanismos. La

agenda para el fortalecimiento del sector industrial en

España de cara a 2020 propone aumentar el peso de

la financiación no convencional, y considera esencial el

apoyo de mecanismos como el MARF y el MAB.

De forma paralela, la Comisión Europea (a través

del llamado “Plan Juncker”) pretende que el sistema

financiero recupere y amplíe su capacidad real para

financiar la economía. Y para eso, necesita diversi-

ficar las fuentes de financiación y mejorar el acceso

del crédito de las pequeñas y medianas compañías,

a las que define como la columna vertebral de la

economía europea. La Bolsa jugará un papel clave

en este proceso.

Más transparencia en las empresas, para unos

mercados más eficientes

Los mercados europeos caminan hacia una misma

regulación. Tanto la Bolsa, como los mercados

alternativos y los diferentes productos tienen que

responder al inversor con total transparencia. Todos

los mercados son imprescindibles, cada uno cubre

unas necesidades específicas.

Hay que reforzar los esfuerzos regulatorios en curso

para mejorar la protección de los inversores en el

conjunto de la UE. En la actualidad, la Comisión

Europea trabaja con reguladores nacionales, super-

visores y auditores para que la información de las

empresas y las auditorías sea más transparente.

La Comisión Europa pretende sentar las bases

para impulsar el crecimiento de la región a partir

de 2020. La finalidad no es sólo superar la crisis. Se

trata también de paliar las deficiencias del modelo

de crecimiento y de crear las condiciones necesa-

rias para un desarrollo inteligente, sostenible e inte-

grador. En definitiva, hay que buscar más capital y

seguir reduciendo deuda.

BME encara el nuevo año con unas previsiones favo-

rables y conservando el atractivo de ser un destino

preferente para los inversores internacionales. Es

una buena noticia tanto para las empresas como

para los inversores.

Las Bolsas podemos ayudar a Europa a lograr un

mayor nivel de innovación, movilización del ahorro,

distribución de la riqueza, gestión de riesgos y a la

creación de empleo. No será fácil, pero la experiencia

nos avala. Los mercados de valores deben seguir

mostrando su capacidad para encauzar procesos

de financiación al tiempo que se adaptan a nuevos

entornos tecnológicos, regulatorios o de operativa.

Antonio J. Zoido

Una de las actuaciones básicas, y creo que es esencial

desde mi punto de vista, es el cambio de estruc-

tura empresarial. Las pequeñas compañías deben

aumentar su tamaño para ser más productivas,

competitivas y mejorar su acceso a la financiación.

La Bolsa debe conservar su esencia ante los

cambios tecnológicos

En los últimos años hemos asistido a una revolución

tecnológica sin precedentes que ha marcado el camino

que debe seguir el desarrollo de la negociación bursátil.

Pero la preocupación por el desarrollo de meca-

nismos tecnológicos de mejora en la formación de

precios, muy positivos para la generación de liquidez,

no debería ser un obstáculo para el ejercicio de

otro de los principales papeles de las Bolsas en la

economía, que no es otro que el facilitar la provisión

de financiación de las empresas de forma eficiente,

segura y transparente, como lo han sido a lo largo

de la historia.