23
Fórmulas de remuneración al accionista
LA TIPOLOGÍA: 19 FÓRMULAS DIFERENTES DE
REMUNERACIÓN AL ACCIONISTA EN LA BOLSA ESPAÑOLA
rados en el periodo entre los accionistas en concepto
de dividendos conlleva una reducción de los fondos
propios de la compañía en una cuantía equivalente al
importe bruto repartido, y por tanto, en el neto patrimo-
nial de la misma. Su contrapartida en el activo es una
disminución de la posición de tesorería de la compañía.
Sobre la distribución de la propiedad.
El reparto de este tipo de dividendo no altera el
grado de participación de los accionistas en el capital de
la empresa puesto que no se modifica el capital social.
Sobre la cotización.
Las empresas cuando aprueban el pago de un divi-
dendo fijan el momento, una fecha, en la cual las accio-
nes cotizan sin derecho a cobrar esa remuneración. Las
acciones transmitidas a partir de ese fecha incluida (“ex-
dividend date”) ya no incorporan el derecho de cobro
mencionado que permanece en quienes fuesen titulares
de las acciones antes de dicha fecha. Lógicamente la pér-
dida de éste derecho tiene su reflejo en la cotización.
Para tener en cuenta esta contingencia y con el ob-
jetivo de que los inversores tengan en cuenta el efecto
de los pagos en los precios, en el mercado se realiza
un ajuste técnico que consiste en minorar la cotización
en una cuantía equivalente al importe bruto pagado por
acción. La minoración se realiza sobre la cotización de
cierre del día anterior a la fecha fijada dando lugar a la
que se denomina “cotización de referencia”. Como su
nombre indica sirve de referencia inicial para toda la
operativa bursátil de la fecha señalada por la compañía.
La “cotización de referencia” es difundida, entre otros
medios, a través de los sistemas de difusión de informa-
ción como Infobolsa, Market Data…
Efectos fiscales para el accionista.
INDIVIDUAL NACIONAL.
Los dividendos en efectivo con cargo a resultados
del ejercicio reciben el tratamiento fiscal de rendimientos
de capital mobiliario, y como tal están sometidos a una
retención del 21%. Esta retención lo realiza la compañía
que distribuye el dividendo sobre el importe íntegro de
éste, es decir sobre el dividendo bruto (artículos 25.1 a)
de la Ley 35/2006 y 75 b) del Real Decreto 439/2007).
De acuerdo con la normativa fiscal vigente desde
2012, el accionista, en el momento de realizar la decla-
ración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físi-
cas (IRPF), integrará en la Base Imponible del Ahorro los
dividendos percibidos por su importe bruto (dividendo
bruto), a un tipo de gravamen del 21% para los primeros
6.000 euros, del 25% hasta 24.000 euros y del 27%
cuando superen los 24.000 euros. El accionista incorpo-
rará en la declaración, en el apartado de “pagos a cuen-
ta”, la retención del 21% practicada por la sociedad.
Existe una exención tributaria de 1.500 euros anua-
les para las rentas percibidas en forma de dividendos.
Esta exención se practica sobre el importe del divi-
dendo bruto. Este beneficio fiscal no será de aplicación
cuando se trate de acciones homogéneas adquiridas y
vendidas en los dos meses anteriores o posteriores al co-
bro del dividendo. (art. 7.y) de la Ley 35/2006 del IRPF)
INDIVIDUAL EXTRANJERO.
La renta obtenida en territorio español por las per-
sonas físicas o entidades no residentes en el mismo se
grava por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes
(IRNR). El régimen aplicable a los contribuyentes por
este impuesto viene determinado por la existencia o no
de convenio para evitar la doble imposición suscrito en-
tre España y el Estado de residencia del no residente.
Las rentas procedentes de dividendos reciben el tra-
tamiento fiscal de rendimientos de capital mobiliario y
están sujetos a una retención del 21%.
Existe obligación de tributación por la totalidad de
los dividendos obtenidos a través de paraísos fiscales.
Los dividendos percibidos por personas físicas resi-
dentes en otro Estado miembro de la Unión Europea o
en países o territorios con los que exista un efectivo in-
tercambio de información tributaria gozan de una exen-
ción tributaria por los primeros 1.500 euros. La exención
es aplicable sobre la totalidad de los rendimientos obte-
nidos durante el año natural.
En caso de tributación, el tipo de gravamen aplica-
ble a los dividendos es del 21%. De la cuota tributaria
del impuesto se deducirán las retenciones practicadas.
SOCIEDAD.
Los dividendos en efectivo percibidos por una per-
sona jurídica (sociedad) tienen el tratamiento de rentas
derivadas de la participación en fondos propios de otras
sociedades y se consideran ingresos financieros, inte-
grándose como tal en la base imponible del Impuesto
de Sociedades. La integración se realiza por su importe
íntegro (dividendo bruto).
La retención soportada (21%) se restará de la cuota
del impuesto sobre sociedades a la hora de calcular el
ingreso que procede realizar al Tesoro por tal impuesto.
1...,15,16,17,18,19,20,21,22,23,24 26,27,28,29,30,31,32,33,34,35,...92