46
Fórmulas de remuneración al accionista
LA TIPOLOGÍA: 19 FÓRMULAS DIFERENTES DE
REMUNERACIÓN AL ACCIONISTA EN LA BOLSA ESPAÑOLA
efectivo con cargo a resultados y una ampliación de ca-
pital.
La primera operación, la distribución de parte de
los beneficios generados en el periodo entre los accio-
nistas en concepto de dividendo conlleva una reducción
de los fondos propios de la compañía en una cuantía
equivalente al importe bruto repartido. Su contrapartida
en el activo es una disminución de la posición de tesore-
ría de la compañía.
La segunda operación es una ampliación que se
hace por una cuantía equivalente al importe neto repar-
tido en concepto de dividendo. Por tanto, se incremen-
ta la cuenta de capital por el nominal ampliado y dado
que normalmente las acciones se emiten por encima del
nominal, es decir, con prima, también se incrementa la
cuenta de reserva por prima de emisión. Los suscriptores
de esta ampliación de capital serán los accionistas que
se hayan acogido al plan de reinversión del dividendo
y aquellos nuevos propietarios que hayan adquirido los
derechos de suscripción preferente en el mercado.
En conjunto, aún en el caso de que se ejercieran
todos los derechos, se produce una disminución de los
fondos propios equivalente al importe que corresponde-
ría a la retención fiscal e ingreso a cuenta del impuesto
sobre la renta. El hecho de que el pago del dividendo
en efectivo y la reinversión en acciones nuevas sean dos
operaciones independientes hace que los accionistas es-
tén sujetos a retención fiscal y tributación por el pago del
dividendo en efectivo.
Sobre la distribución de la propiedad.
En el caso de que todos los accionistas decidan re-
invertir el dividendo neto en acciones de nueva emisión,
es decir si la ampliación de capital se suscribe en su tota-
lidad, no se modificará el grado de participación de los
mismos en el capital social de la compañía.
Por el contrario, si hay accionistas que no acuden
a la ampliación de capital y venden sus derechos en el
mercado estos ven reducido su grado de participación
en la empresa porque aunque mantiene su número de
acciones, la ampliación supone un aumento del Capital
Social y del número total de acciones de la compañía.
Una posibilidad adicional es que se incorporen
nuevos accionistas a la empresa adquiriendo derechos
de suscripción en el mercado o que los accionistas ac-
tuales aumenten su participación adquiriendo derechos
durante el período de negociación en el mercado.
Sobre la cotización
Un primer ajuste se realiza como consecuencia del
inicio de la ampliación de capital. Los derechos de sus-
cripción preferente se negocian en el mercado bursátil
de forma separada de las acciones de las que se deriva.
Por tanto, las acciones transmitidas dejan de incorporar
ese derecho a partir del momento en que los mismos son
objeto de negociación en el mercado. Lógicamente la
pérdida de este derecho tiene su reflejo en la cotización.
Un segundo ajuste se realiza para recoger en el
precio de la acción el efecto que produce el pago del
dividendo. Las acciones transmitidas a partir de la fecha
que estas cotizan sin derecho a cobrar el dividendo (“ex-
dividend date”) ya no incorporan el derecho a cobrarlo
que permanece en quienes fuesen titulares de las accio-
nes antes de dicha fecha. Lógicamente la pérdida de éste
derecho tiene su reflejo en la cotización.
Para tener en cuenta estas contingencias y con el
objetivo de que los inversores tengan en cuenta el efec-
to de la pérdida de esos derechos en los precios, en el
mercado se realizan dos ajustes técnicos, en momentos
diferentes, que consiste en minorar la cotización en unas
cuantías equivalentes al valor teórico del derecho y al
importe bruto del dividendo. La minoración se realiza
en el caso de la ampliación de capital sobre la cotización
de cierre del día anterior al inicio de la ampliación y en
el caso del pago del dividendo sobre la cotización de
cierre del día anterior a la fecha que cotizan sin derecho
dando lugar en ambos casos a las que se denominan “co-
tización de referencia”. Como su nombre indica sirven,
respectivamente, de referencia inicial para toda la opera-
tiva bursátil del primer día que cotizan los derechos y las
acciones ex dividendo. La “cotización de referencia” es
difundida, entre otros medios, a través de los sistemas de
difusión de información como Infobolsa, Market Data…
Fiscales para el accionista.
INDIVIDUAL NACIONAL.
La posibilidad de reinvertir el dividendo, una vez
recibido, en acciones nuevas de la compañía es una fór-
mula que ofrecen algunas compañías para que sus accio-
nistas inviertan en acciones de la sociedad las cantidades
percibidas. Esta inversión no tiene efectos fiscales hasta
que no se transmitan las acciones objeto de la reinver-
sión. La reinversión se gestiona a través de un plan o
programa de reinversión del dividendo.
Los dividendos tienen una retención en la fuente
(sociedad que los distribuye) del 21%. El accionista in-
cluirá el importe de esta retención en la declaración del
IRPF, en el apartado de “pagos a cuenta”, restándose de
la cuota líquida para el cálculo de la cuota diferencial.
El accionista goza de una exención tributaria por
los primeros 1.500 euros anuales percibidos proceden-
tes de dividendos. Esta exención se computa sobre el
importe íntegro del dividendo (dividendo bruto). Este
beneficio fiscal no será de aplicación cuando se trate de
acciones homogéneas adquiridas y vendidas en los dos
1...,38,39,40,41,42,43,44,45,46,47 49,50,51,52,53,54,55,56,57,58,...92