67
Fórmulas de remuneración al accionista
LA TIPOLOGÍA: 19 FÓRMULAS DIFERENTES DE
REMUNERACIÓN AL ACCIONISTA EN LA BOLSA ESPAÑOLA
el valor patrimonial de la compañía pero si cualitativa. Las
acciones propias que posee la compañía, que se encuen-
tran anotadas en el pasivo con signo negativo, se dan de
baja por lo que el patrimonio neto aumenta, al tiempo que
disminuyen las reservas por prima de emisión por la utiliza-
ción que se hace de ellas. La diferencia, si la hubiese, entre
el valor de referencia de las acciones entregadas y su valor
en balance, se saldará directamente contra una cuenta de
reserva.
Ahora bien, en aquellos casos que la distribución de
acciones vaya acompañada de un pequeño pago en efec-
tivo para ajustar las fracciones resultantes de la proporción
de entrega, se produce una disminución de la posición de
tesorería de la compañía por el efectivo pagado y, en igual
cuantía, en los fondos propios.
El capital social de la compañía no se modifica y tam-
poco hay alteración del número de acciones emitidas. Se
produce, sin embargo, una aumento del número de accio-
nes en manos de accionistas y, por tanto, en el mercado.
Sobre la distribución de la propiedad.
Los accionistas actuales de la compañía reciben de
forma gratuita acciones de la misma en proporción a su
participación actual. Como consecuencia del reparto, los
accionistas aumentan el número de acciones que tienen en
su cartera sin que para ello la empresa haya tenido que
realizar una ampliación de capital por lo que el grado de
participación de estos en la compañía aumenta proporcio-
nalmente a su participación antes del reparto pero no se
modifica la relación de fuerzas entre ellos.
Sobre la cotización.
Las empresas cuando aprueban el reparto entre sus
accionistas de prima de emisión mediante la entrega de
acciones propias fijan el momento, una fecha, en la cual
las acciones cotizan sin derecho a percibir esa entrega. Las
acciones transmitidas a partir de esa fecha incluida ya no
incorporan el derecho antes mencionado que permanece
en quienes fuesen titulares de las acciones antes de dicha
fecha. Lógicamente la pérdida de éste derecho tiene su re-
flejo en la cotización.
Para tener en cuenta esta contingencia y con el ob-
jetivo de que los inversores tengan en cuenta el efecto de
los pagos en los precios, en el mercado se realiza un ajuste
técnico que consiste en minorar la cotización en una cuan-
tía equivalente al importe bruto entregado por acción. La
minoración se realiza sobre la cotización de cierre del día
anterior a la fecha fijada dando lugar a la que se denomina
“cotización de referencia”. Como su nombre indica sirve de
referencia inicial para toda la operativa bursátil de la fecha
señalada por la compañía. La “cotización de referencia” es
difundida, entre otros medios, a través de los sistemas de
difusión de información como Infobolsa, Market Data…
Las acciones entregadas se valoran al precio de mer-
cado.
Fiscales para el accionista.
INDIVIDUAL NACIONAL.
La Prima de Emisión es parte del precio que en el
momento de la suscripción de una ampliación de capital
abona el accionista por las acciones nuevas que adquiere,
en concreto la parte que excede al valor nominal de esas
acciones.
La devolución de la Prima de Emisión mediante la
entrega de acciones procedentes de la autocartera implica
una minoración, hasta su anulación, del valor de adqui-
sición de las acciones. El importe por el que el accionista
deberá proceder a minorar el valor de adquisición de sus
acciones será el valor de mercado de los títulos recibidos.
En el caso de que el importe excediera el valor de adquisi-
ción de los títulos, este exceso tributaría como rendimiento
de capital mobiliario no sujeto a retención.
Los efectos fiscales de devolución de la prima de emi-
sión se difieren hasta el momento de la transmisión de los
títulos.
INDIVIDUAL EXTRANJERO.
Independientemente de cuál sea el tratamiento fiscal
que reciba la entrega de acciones con cargo a la prima de
emisión en el país de residencia del accionista, a efectos
españoles no tributa en el Impuesto sobre la Renta de No
Residentes, ya sean personas físicas o jurídicas.
El valor de las acciones entregadas minora hasta la
anulación el valor de adquisición de los títulos. El importe
por el que los accionistas deberán proceder a minorar el va-
lor de adquisición de sus acciones será el valor de mercado
de las acciones recibidas a cargo de la prima de emisión.
El reparto de la prima de emisión no está sometido a
retención.
Si el valor de las acciones recibidas fuese superior al
valor de adquisición, el exceso tributaría en el Impuesto
sobre la Renta de No Residentes al 21%.
SOCIEDAD.
Las acciones recibidas con cargo a la prima de emi-
sión no tributan en el Impuesto sobre Sociedades. La en-
trega de acciones disminuye el valor de adquisición de los
títulos hasta anularlo. Sólo el exceso sobre este valor se in-
tegra en la Base Imponible del Impuesto sobre Sociedades.
El importe por el que el accionista deberá proceder
a minorar el valor de adquisición de sus acciones será el
valor de mercado de los títulos recibidos. El reparto de la
prima de emisión en acciones no está sujeto a retención.
1...,59,60,61,62,63,64,65,66,67,68 70,71,72,73,74,75,76,77,78,79,...92