INFORME DE
MERCADO
20
14
1
13
INFORME DE MERCADO 2014
/ BOLSAS Y MERCADOS ESPAÑOLES
E
l balance del año 2014 para los mercados de va-
lores españoles ha sido positivo en los pilares
fundamentales que justifican su actividad: nego-
ciación, liquidez y financiación. En las tres parcelas se
han anotado cifras que son récords históricos facilitan-
do con ello la valoración ordenada y transparente de los
activos cotizados y la asignación oportuna de recursos a
operaciones corporativas que, en último término, habi-
litan procesos de inversión fundamentales para apoyar
el crecimiento de la economía.
Paralelamente este buen nivel de actividad ha es-
tado acompañado por dos resultados de signo contrario
para los inversores. El positivo es un nuevo máximo his-
tórico en el importe conjunto de los dividendos satis-
fechos a sus accionistas por las empresas cotizadas. El
menos bueno es la evolución errática de los precios de
mercado muy afectados, principalmente desde el mes
de junio, por el progresivo deterioro de las expectativas
económicas mundiales, en especial para el núcleo cen-
tral de la Eurozona, para Japón y las grandes economías
emergentes. En este contexto, finalmente en 2014 el
IBEX 35 registró un crecimiento anual del 3,66%. Este
porcentaje es 5 puntos superior si incorporamos el efec-
to de los dividendos.
Antes de entrar en la concreción de los datos de
actividad de la Bolsa española es interesante comentar
los factores positivos y negativos que parecen determi-
nantes para explicar el titubeante discurrir de las coti-
zaciones en 2014. A priori, en un entorno de progresi-
va estabilización del sector financiero; de condiciones
monetarias mayoritariamente expansivas con tipos de
interés de largo plazo en mínimos históricos (1,3% el 10
años); con la prima de riesgo española 100 puntos bási-
cos por debajo de hace un año y 500 menos que en dos
años, el euro depreciándose frente al dólar (-10% en el
año); el petróleo un 30% más barato que hace 12 meses;
y el crecimiento económico afianzando su tendencia
positiva, parecería sensato esperar que los índices bur-
sátiles españoles hubiesen mostrado en 2014 aumentos
más robustos que los que anotaron. Pero, sin duda, las
incertidumbres pesaron más en el ánimo de los inverso-
res, tal como se demostró en la segunda parte del año
pasado, con episodios esporádicos e intensos de aumen-
tos de la volatilidad de los precios producidos sobre un
dato de fondo anual bastante reducido y estable. Estas
incertidumbres siguen teniendo un peso importante en
las Bolsas en los primeros compases de 2015.
En la recta final del año se han impuesto
las cautelas
En los últimos cuatro meses, ciertas dudas sobre la
fortaleza del crecimiento económico en Europa, Japón,
China y los países emergentes se han sumado a un es-
cenario de persistentes bajas tasas de inflación en entor-
nos económicos donde la expansión monetaria debería
tirar con más fuerza en sentido opuesto. La demanda
no está respondiendo a los estímulos monetarios con el
vigor esperado, especialmente la que tiene que ver con
la inversión. Las cautelas han ganado peso en los últi-
mos meses ante la expectativa de que el influjo negativo
sobre el crecimiento del producto de volúmenes de en-
deudamiento público y privado aun generalizadamente
Entorno económico y
panorama general
Dudas y crecimiento desigual en el mundo. Empeoran ligeramente las expectativas con
tensiones geopolíticas relevantes. Las condiciones financieras mejoran con primas de
riesgo a la baja y tipos de interés a largo plazo en mínimos históricos. España se apunta
de nuevo al crecimiento tras un proceso de numerosas reformas y con la creación de
empleo y la reducción de la deuda y el déficit público como objetivos de fondo, priorita-
rios y permanentes. La recuperación de la inversión es clave en todo el proceso.
1...,3,4,5,6,7,8,9,10,11,12 14,15,16,17,18,19,20,21,22,23,...80