Entorno económico y panorámica general
1
18
BOLSAS Y MERCADOS ESPAÑOLES /
INFORME DE MERCADO 2014
por China) ha sido decisivo en este periodo con un
aumento de 4 puntos de su tasa de inversión sobre el
PIB (del 28% al 32% y casi 10 puntos más que al ini-
cio del siglo). En este tiempo la tasa de ahorro nacio-
nal bruto sobre PIB ha caído 2 puntos en la zona euro
(del 24% al 22%) y en las Economías Avanzadas, se
ha mantenido en el 25% en el mundo y también es-
table en torno al 32,5% en el área Emergente. El pro-
ceso de deterioro de los niveles de inversión y ahorro
se detuvo en 2009 en el conjunto de países desarro-
llados (con el tirón de Estados Unidos) pero no así en
la Eurozona dónde si se produce, en ese momento,
un punto de inflexión al alza en el ahorro pero no en
el grado de inversión que hasta este mismo año no ha
mostrado signos de recuperación.
Desde 2009 hasta hoy en Estados Unidos se ha
producido un repunte de 2 y 3 puntos en sus tasas re-
lativas de inversión y ahorro, respectivamente, mien-
tras las proyecciones del FMI marcan un aumento
adicional de algo más de 2 puntos en cada indicador
desde ahora hasta el final de la década. Algo pareci-
do ocurre con el total mundial, si bien en este caso
la aportación de las Economías Emergentes se prevé
que sea sólo ligerísimamente creciente pero desde las
altas tasas que ya presenta. No ocurre así en el núcleo
central de la economía europea dónde la previsión
es que la inversión aumente su peso en el PIB hasta
2019 aproximadamente 1 punto y lo mismo ocurre
con el ahorro nacional.
El lastre de la deuda y algunas opciones
para mitigar sus efectos
Por tanto, en un contexto europeo dónde la polí-
tica monetaria favorece la movilidad de recursos y las
tasas de ahorro privado se están recuperando razo-
nablemente bien desde 2009, parece que se proyec-
tan escenarios dónde los incrementos de actividad
económica generen excedentes que mayormente se
sigan destinando a saldar deudas, tanto en el sector
privado como, especialmente, en el público. Unas
deudas que, a su vez, se ven encarecidas por el tono
decreciente de las tasas de inflación. Un escenario
poco proclive a la inversión dónde, desaparecido por
tiempo indefinido el vigor de la inversión pública,
habrá de ser el sector privado el que muestre su capa-
cidad para acelerar procesos de desendeudamiento y
cambiar el signo de las proyecciones. En la consecu-
ción de este cambio a mejor se inserta el Plan de In-
versión comentado anteriormente. También, en este
dilema, Alemania y su abultado nivel de ahorro na-
cional respecto a la inversión (capacidad económica
para liderar procesos expansivos de oferta y deman-
da), tiene una de las llaves que algunos expertos re-
claman que use para, en último término, reactivar su
demanda interna y ayudar a incrementar el ritmo de
creación neta de empleo, verdadero talón de Aquíles
de muchas economías europeas.
VUELVE LA CONFIANZA A ESPAÑA: PRIMA DE RIESGO
VS
IBEX 35 (2011-2014)
Viene de página 16
1...,8,9,10,11,12,13,14,15,16,17 19,20,21,22,23,24,25,26,27,28,...80