Resumen del año
INFORME DE
MERCADO
20
14
5
INFORME DE MERCADO 2014
/ BOLSAS Y MERCADOS ESPAÑOLES
E
l balance del año 2014 ha sido positivo para
los mercados financieros internacionales
que se han apoyado en la liquidez existen-
te en el sistema financiero mundial y han mostrado
confianza en el poder de las políticas monetarias de
los bancos centrales para contrarrestar la debilidad
de la economía en muchas áreas mundiales. Los
episodios de tensión generalizada en los mercados
de acciones, renta fija y derivados se localizaron en
octubre y diciembre y fueron de intensidad limitada.
Entre los países desarrollados, las economías
de Estados Unidos y el Reino Unido han crecido en
2014 de forma satisfactoria y muestran signos de ser
capaces de dejar atrás la crisis de manera definitiva.
Por el contrario, Japón y el conjunto del Área Euro
volvieron a decepcionar con cifras muy bajas de cre-
cimiento económico y tasas de inflación mínimas.
También los países emergentes redujeron significa-
tivamente su ritmo de crecimiento, sobre todo en
Latinoamérica. Las previsiones económicas de los
organismos internacionales se revisaron a la baja en
los últimos meses del año y, en concreto, el FMI
anticipaba en octubre un crecimiento mundial para
2014 del 3,3% frente al 3,7% de las previsiones rea-
lizadas en el mes de enero de 2014.
El Banco Central Europeo ha sido protagonista in-
discutible en el área de la moneda única con medidas
expansivas de política monetaria. Por dos veces redujo
de manera testimonial los ya bajísimos tipos de interés
de referencia: en junio anunciaba la primera rebaja de
los tipos de referencia en un 0,10% hasta el 0,15% y ti-
pos negativos (-0,10%) en los depósitos que los bancos
mantienen en el BCE; el 4 de septiembre decidía una
nueva rebaja de tipos de intervención hasta el 0,05% y
volvía a reducir los tipos negativos de los depósitos de
los bancos en el BCE hasta el -0,20%.
Entre las sucesivas baterías de medidas de po-
lítica monetaria no convencionales anunciadas en
2014 destacaron los anuncios en junio de las ope-
raciones de financiación a plazo más largo con ob-
jetivo específico (targeted longer-term refinancing
operations o TLTRO) por valor de 400.000 millones
de euros; y en septiembre del programa de compra
de bonos de titulizacion (ABS) y cédulas (Covered
Bonds) por valor de 300.000 millones de euros con
el objetivo de aumentar la liquidez y atacar la es-
casez de crédito al reducir el consumo de capital
por parte de los bancos. Durante el último trimestre
del año, el BCE anunciaba también la compra de
emisiones bancarias de titulización cuyo subyacente
son préstamos a empresas y estudiaba la posibilidad
de iniciar la compra de deuda pública del área euro
en 2015 (confirmada en enero de 2015). La presión
sobre la Autoridad Monetaria europea en pro de
medidas mucho más agresivas fue intensificándose
conforme avanzaba el año a medida que las tasas de
inflación interanual se aproximaban a cero y crecía
el temor a un período prolongado de estancamiento
y deflación en Europa continental.
En este entorno de política monetaria laxa, en
2014 siguieron mejorando las condiciones financie-
ras de los países de la periferia europea, con España
en lugar destacado. Los tipos de interés de la deuda
pública española se situaron en mínimos históricos
al cierre del año cuando los bonos a 10 años to-
caban el 1,61% y la prima de riesgo se situaba por
debajo de 1,1 puntos porcentuales (110 puntos bási-
cos). Desde los niveles máximos alcanzados en julio
de 2012, la prima de riesgo española se había redu-
cido en más de 5 puntos porcentuales (500 puntos
básicos) hasta finales de 2014.
La vuelta de la actividad económica en España
a tasas de crecimiento positivas se ha consolidado
y el PIB sumaba a finales de 2014 seis trimestres
consecutivos de crecimiento tras nueve trimestres
de recesión situándose entre el grupo de países del
1,2,3,4 6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,...80