La Renta Fija
7
65
INFORME DE MERCADO 2014
/ BOLSAS Y MERCADOS ESPAÑOLES
estableciendo una serie de criterios que, en la
práctica, suponen la homogeneización con los
folletos de emisión realizados en la UE y estable-
ce, entre otras cuestiones, que la CNMV verificará
los expedientes relativos al folleto de admisión
en el plazo de 5 días hábiles desde que se haya
recibido la solicitud y la documentación relativa a
las condiciones finales.
Adicionalmente, el MARF, previsto para
emisiones destinadas a inversores profesionales e
institucionales, permite la posibilidad de cotizar
en dicho mercado mediante procedimientos que
serán aprobados por la Comisión Rectora del
SMN (AIAF Mercado de Renta Fija) en condicio-
nes de flexibilidad y celeridad máximas.
En lo que se refiere a la Ley de circulación de
los valores, el idioma, la documentación y divisa
de las emisiones debe señalarse que, conforme a
los cambios operados por parte de los reguladores
españoles, hoy en día es perfectamente posible
lanzar y registrar desde España cualquier tipo de
emisión.
En este sentido, resulta destacable el hecho
de que ya se ha producido en este año una pri-
mera emisión de una de las entidades bancarias
más destacadas, realizada bajo ley inglesa, con
documento en inglés, y cotizada, sin embargo, en
el mercado español de Renta Fija privada, AIAF.
Con respecto a la fiscalidad para los inver-
sores y los emisores cabe señalar que en el caso
del mercado español, siempre que el emisor sea
entidad de crédito, entidad cotizada o fondo de
titulización, la fiscalidad para todos los inver-
sores (residentes y no residentes) goza de igual
tratamiento que la Deuda Pública, por lo que no
existe para ellos ninguna discriminación fiscal
derivada de la residencia del inversor, ya que en
la práctica los rendimientos obtenidos por inver-
sores no residentes no están sujetos a tributación
o retenciones a cuenta en España.
LAS DEMANDAS DE LOS INVERSORES Y LOS
COSTES NO PARECEN ARGUMENTOS VÁLIDOS
El argumento que plantea que la cotización
debe hacerse fuera del mercado español porque
así lo demandan los inversores y bancos encar-
gados de la colocación de las emisiones carece
también de fundamento ya que desde antes de la
crisis y también durante ella, un elevado volumen
de las emisiones (del orden de 450.000 millones
de euros, entre cédulas y bonos de titulización)
cotizaron en España y prácticamente el 100% del
volumen se colocó entre inversores no residentes.
Finalmente, los costes de registro y listing
para el emisor son equiparables en todos los
mercados. Adicionalmente, su peso es poco sig-
nificativo en emisiones de decenas o cientos de
millones de euros y no constituyen un elemento
decisorio en cuanto a la plaza donde cotiza. Por
el contrario, las tarifas aplicadas por los asesores
legales internacionales son significativamente más
altas que las de sus colegas españoles. Además, los
representantes o estructuras jurídicas (vehículos de
emisión) que a menudo comportan estas emisiones
en el extranjero, suponen unos costes de manteni-
miento mucho más elevados que aquellas emi-
siones que no precisan de dichas figuras por estar
cotizadas en España.
Esta evolución del MARF en su primer año de vida
está traduciéndose en una respuesta favorable de sus
emisores, como en el caso de Copasa, la empresa que
realizó la primera emisión de bonos en el mercado,
que ha repetido un año después, con pagarés, a corto
plazo. Sus directivos habían manifestado a lo largo de
2014 su satisfacción por los resultados de su primera
emisión en términos de diversificación de las fuentes
de financiación y de visibilidad ante los inversores y el
mercado en general.
También a lo largo de este primer año de vida se
han incorporado a este mercado 19 intermediarios fi-
nancieros como Miembros, entre los cuales se cuentan
las principales entidades financieras del país, así como
18 empresas en el capítulo de los Asesores Registra-
dos.
1...,55,56,57,58,59,60,61,62,63,64 66,67,68,69,70,71,72,73,74,75,...80