Para contribuir a extender el debate público sobre esta tras-
cendental cuestión y aportar sugerencias y soluciones en
este campo, hemos organizado o patrocinado eventos tales
como la Jornada sobre“Desapalancamientoy crecimientoen
España”, que celebramos junto con el IEAF; o el Foro Latibex,
dedicado este año de forma especial a mostrar las oportuni-
dades que ofrece la región latinoamericana para las empre-
sas españolas y que lograron, ambos, un amplio eco en los
medios de comunicación y en el sector financiero.
Dentro de esta línea de impulso y patrocinio por parte de
BME cabe también citar la participación en la segunda
edición del “Spain Investors Day”, que sirvió para poner
en contacto a las empresas españolas con más de 200
inversores; el “Spanish Small & Mid Caps Conference”, en
la que se reunieron más de 30 inversores institucionales
americanos con 11 compañías españolas de mediana y
pequeña capitalización; o la organización del “Foro Med-
Cap”, con la participación de 75 compañías de pequeña
y mediana capitalización y más de 200 inversores institu-
cionales, intermediarios y analistas.
Como expresión de nuestro compromiso con el accionis-
ta, a pesar de las complejas circunstancias, hemos man-
tenido la remuneración del capital por lo que nuestra
rentabilidad por dividendo continúa ocupando un pues-
to destacado entre las empresas del IBEX 35.
Estimados Accionistas,
Al igual que en años anteriores, me resulta muy grato,
como presidente del Consejo de Administración, pre-
sentar el Informe de Responsabilidad Social Corporativa
(RSC) de BME correspondiente al ejercicio 2012.
A pesar de que transitamos por un período de crisis pro-
funda mantenemos nuestro compromiso con la RSC. Por
eso, durante el año 2012 BME ha continuado dedicando
sus mejores esfuerzos a aquello que le es especialmente
propio en este ámbito: el fortalecimiento del sistema fi-
nanciero, especialmente en lo que se refiere a la transpa-
rencia, el acceso universal y la eficiencia.
Dentro también de nuestros específicos cometidos he-
mos tratado de contribuir a la canalización de fondos ha-
cia las empresas a la vista de las dificultades que muchas
de ellas experimentan para obtener financiación. Consi-
deramos que en este ámbito podemos ejercer una labor
especialmente útil, impulsando y favoreciendo todo
aquello que facilite su contacto con los inversores para
obtener los recursos que requiere su actividad.
En esta línea, podemos afirmar con satisfacción que la
Bolsa española ha liderado, junto con la de Londres, la
financiación de empresas en Europa con un volumen
superior a los 30.000 millones de euros de nuevos flujos
de inversión canalizados. A ello se añade el papel jugado
por nuestros mercados de Renta Fija que han contribui-
do a diversificar y complementar las fuentes de financia-
ción de las empresas.
El inicio y desarrollo del programa “BME 2.0” durante el
año 2012 ha logrado resultados muy positivos como
marco para la puesta en marcha de nuevos formatos di-
gitales que faciliten el acceso a nuestras publicaciones y
bases de datos. Adicionalmente, este programa ha incre-
mentado notablemente la presencia de nuestro grupo
en las redes sociales como canal de diálogo y de comu-
nicación más fluida con el gran público. En menos de un
año, nuestra cuenta corporativa en Twitter ha superado
los 2.000 seguidores.
Al mismo tiempo hemos dado continuidad a los compro-
misos asumidos a través de nuestra adhesión en 2011 al
Pacto Mundial de Naciones Unidas como socio de la Red
Española en la categoría de Empresa Grande Cotizada.
Por lo que afecta a los empleados de BME, como viene
siendo la tendencia en los últimos cinco años, se ha pro-
ducido un notable incremento en la formación a través
del Plan de Formación 2012, que ha introducido elemen-
tos innovadores tales como la metodología e-learning y
una nueva programación en el área de habilidades. El
seguimiento interno de este plan indica que el grado de
satisfacción entre los empleados es alto.
El esfuerzo continuado por optimizar los consumos de re-
cursos y colaborar en la reducción de las emisiones de ga-
ses de efecto invernadero a la atmósfera ha hecho que se
reduzca el consumo de energía por empleado, al igual que
el de papel, gracias a las medidas de ahorro energético y
limitación de las temperaturas en el interior de los edificios
puestas en marcha, así como las alternativas establecidas
para los desplazamientos, con el uso del transporte públi-
co en detrimento del transporte privado y la utilización de
sistemas de videoconferencia.
5
Carta del Presidente
Informe de
Responsabilidad
Social Corporativa 2012
/ BME
1,2,3,4 6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,...107