meses de 2014 se incorporaron más de 9.700 millones
de euros a sus carteras de gestión, la cifra más gruesa
de los últimos 18 años. Y la Bolsa española se ha con-
vertido también en su destino preferente.
Los últimos barómetros de flujos de capital en
Europa publicados por Citibank destacan que España
y los periféricos se colocan semana tras semana como
receptores netos de inversión. Mientras, las llama-
das locomotoras centrales a duras penas consiguen
aguantar el tipo. Y eso que, tal y como revela un infor-
me recientemente publicado por Boston Consulting
Group (BCG) “el trasvase a renta variable continua”
imparable.
El apetito inversor que la consultora KPMG
mide en su periódico informe ‘M&A Predictor’ ha cre-
cido un 16% en los últimos 12 meses y las operaciones
de entrada en el mercado español -también fuera de
la Bolsa con oportunidades como las que ofrecen las
subastas de la Sareb- se consolidan como patrón de
futuro. Para los expertos de Bankinter, España se ha
convertido ya en un “polo de atracción” indiscutible a
la luz de las últimas cifras.
Más generosa y más barata
Dos últimos pero no menos decisivos motivos
terminan de dar forma a la renovada atracción que
la Bolsa española ejerce sobre inversores de más o
menos renombre de los cuatro puntos cardinales del
globo. Los expertos de AFI, Banco Santander, Ren-
ta 4 y Saxo Bank entre otros muchos destacan que el
parqué madrileño es de los más generosos del mun-
do en cuanto a pago de dividendos a la par que, pese
al rebote acumulado desde el ejercicio pasado, sigue
siendo uno de los más baratos de su entorno en tér-
minos relativos.
Incluso entre los forzosos recortes de dividen-
do por los que han optado algunas cotizadas para re-
forzar su solvencia y aligerar deuda, la Bolsa espa-
ñola sigue siendo líder mundial en rentabilidad por
retribución al accionista. El
scrip dividend
por el que
optan cada vez más firmas, mantiene en el 4,7% la
rentabilidad por dividendo, según datos de Morgan
Stanley. Una cifra que supera con sonora holgura el
1,9% de la Bolsa neoyorquina.
La rentabilidad por dividendo funciona a modo
de colchón para los inversores de perfil más conser-
vador o rentista a la par que favorece la permanencia
de los accionistas. Pese a lo cual, según los últimos
datos disponibles, el ratio entre el precio de cotiza-
ción y el valor contable de las compañías españolas
sigue muy por debajo del de sus vecinos: 1,40 veces en
Madrid frente a cifras de 1,80 en Fráncfort, de 2,00 en
Londres y de 2,70 veces en una Wall Street en la que
sus principales índices ya han escalado hasta máxi-
mos históricos. Cota para la que aún le queda un am-
plio recorrido al IBEX 35 y sus hermanos menores de
la Bolsa española.
B
ESPAÑA, LIDER EN RENTABILIDAD
POR DIVIDENDO
19
BOLSA
1
ER
TRIMESTRE 2014
en portada
1...,9,10,11,12,13,14,15,16,17,18 20,21,22,23,24,25,26,27,28,29,...80