plo, aquellos que se ejecutan en un mercado o bolsas
particulares”.
Una Entidad de Contrapartida Central se inter-
pone en nombre propio en toda operación de compra-
venta entre el comprador y el vendedor, de tal manera
que asume el riesgo de contrapartida. Es decir, la ECC
compra sus valores al vendedor y los vende al compra-
dor. De esta manera, mediante el proceso de novación,
una compraventa entre un vendedor y un comprador se
convierte en dos transacciones, con la ECC como con-
trapartida. Para protegerse del riesgo de contrapartida
asumido, la ECC establece una serie de medidas precau-
torias con objeto de que éste no ponga en cuestión la su-
pervivencia misma de la entidad.
La interposición de la ECC, mediante la figura ya
mencionada de la novación, traslada el riesgo de contra-
partida de cada uno de los intervinientes hacia la ECC.
Esta translación por sí misma no reduce el riesgo glo-
bal de contrapartida del mercado. En principio, podría
ocurrir lo contrario, dada la concentración de todos los
riegos del mercado en una única entidad, la ECC. Sin
embargo, la disminución buscada se consigue median-
te la interposición de ECCs debidamente protegidas con
adecuadas líneas de defensa, vigiladas y controladas por
los supervisores, por lo que su papel pasa a ser crucial
para todo el mercado.
Mayor campo de actuación
para las ECCs
Aparte de por la separación entre funciones de
trading y clearing dispuesta por la nueva regulación eu-
ropea, las ECCs también están siendo objeto de especial
atención en los últimos tiempos porque los supervisores
y reguladores quieren otorgar a estas infraestructuras un
La ECC compra sus valores al vendedor y los
vende al comprador. De esta manera, mediante
el proceso de novación, una compraventa entre
un vendedor y un comprador se convierte en dos
transacciones, con la ECC como contrapartida.
73
BOLSA
1
ER
TRIMESTRE 2014
formación
1...,63,64,65,66,67,68,69,70,71,72 74,75,76,77,78,79,80