nuevas opciones que capeen la escasez de crédito y la
forzosa vinculación de los proyectos empresariales a
la marcha del negocio bancario, pendiente a su vez de
sus propias y crecientes necesidades de capital y te-
sorería.
Cada vez son más las compañías no financieras
que se han lanzado a emitir títulos de deuda, un terre-
no para muchas desconocido hasta ahora (ver gráficos
de página 12). Una brusca vuelta de tuerca que poco
a poco acerca la estructura de financiación de la em-
presa española a la de sus rivales estadounidenses, y
también a la de buena parte de sus vecinas europeas.
Una circunstancia que en los últimos tiempos se vie-
ne apuntando desde distintas instituciones empresa-
riales, financieras e incluso gubernativas. Según un
reciente informe de la Fundación de Estudios Finan-
cieros (FEF), el camino a recorrer aún es largo pues
mientras que en EEUU la empresa no financiera copa
un tercio del volumen de emisiones vivas de renta fija
del país, en la Zona Euro es la banca la que aglutina
el 90% del volumen vivo de renta fija corporativa, lo
que deja la presencia del sector no financiero europeo
en este terreno en una participación casi testimonial.
Esto parece que poco a poco va cambiando.
El ritmo de emisiones de instrumentos de ren-
ta fija europea se ha multiplicado en el último año y
¿Por qué lanzarse ahora a una emisión de renta fija?
De una parte, la coyuntura económica nacional y, en
concreto, la situación de la banca que incluso ha gene-
rado dudas en torno a la continuidad de sus procesos
nos empuja a valorar de forma muy positiva fuentes
alternativas de financiación. De otra, el proceso de ex-
pansión internacional en el que se encuentra inmersa
Copasa. Siendo el pilar de nuestro crecimiento, que-
remos dotarle de los medios necesarios para asegurar
que podremos centrar nuestros esfuerzos en continuar
en esta línea.
¿Por qué en el MARF?
Pensamos que nos abriría la puerta hacia inver-
sores internacionales con apetito por el mercado
español. Y, efectivamente, así ha sido. Nuestra
salida al MARF ha tenido una acogida nacional y
sobre todo internacional muy positiva, sin tener
que recurrir a emisiones en un mercado extranjero.
Obviamente, entendemos que haber sido pioneros
supuso el hándicap añadido de poner en funcio-
namiento los engranajes de un mercado nuevo. No
fue sencillo pero fue clave el apoyo recibido y la
profesionalidad demostrada por todas las partes
implicadas en el lanzamiento de la emisión y, a su
vez, la ilusión con que colaboramos por arrancar y
sacarlo adelante.
¿Desde entonces, ha ganado visibilidad la compañía?
Hemos percibido que nuestros stakeholders han
percibido la operación como algo muy positivo. Es
por todos conocido el grado de exigencia en infor-
mación, organización y documentación necesario
para obtener un rating y para hacer efectiva una
colocación, sin olvidar los requerimientos y respon-
sabilidades posteriores que derivan de haber salido
al mercado. Así, entendemos que haber emitido en
Emitir en el MARF
transmite seriedad,
profesionalidad y
estabilidad
Alfredo Blanco López
,
DIRECTOR FINANCIERO DE
10
2º TRIMESTRE 2014
BOLSA
en portada
1,2,3,4,5,6,7,8,9 11,12,13,14,15,16,17,18,19,20,...84