medio. En territorio de la moneda única europea, el
volumen emitido en renta fija engorda a razón de un
10% anual y el volumen total vivo alcanza los 22 bi-
llones de dólares, una cifra muy próxima ya a los 35
del mercado estadounidense; con una cultura de ape-
lación a los mercados mayoristas de financiación mu-
cho más dilatada. Un cambio que las instituciones pú-
blicas también están promoviendo con el objetivo de
que el necesario desapalancamiento del sector ban-
cario no termine traduciéndose en un mayor frenazo
de la actividad empresarial y, por extensión, en una
profundización más dramática de la ralentización de
las economías nacionales.
En este sentido, la creciente apelación de los go-
biernos al mercado de deuda para esquivar la caída de
ingresos públicos por la vía de los impuestos ha servi-
do también de revulsivo para las compañías privadas.
El éxito obtenido en sucesivas emisiones en las que las
ratios de colocación han alcanzado cotas insólitas y los
tipos de interés se han reducido hasta mínimos histó-
ricos ha sido el revulsivo que muchas compañías esta-
ban esperando para decidirse a tantear el mercado. Tal
ha sido el caso de España, con cifras insólitas en algu-
nas series de bonos del Tesoro amedio y largo plazo y la
celebración de varias subastas sindicadas que han ayu-
dado a aliviar los costes que durante los años más duros
el MARF transmite un mensaje de seriedad, profe-
sionalidad y estabilidad a nuestro entorno.
Igualmente, haber sido los primeros en esta platafor-
ma dio y sigue dando lugar a numerosas menciones
en prensa y a nuestra participación en actos y eventos
públicos. Todo ello ha ayudado a difundir nuestro
nombre y ampliar el conocimiento e interés por nues-
tro Grupo.
¿Qué valoración hacen de su emisión?
Como es natural, tiene un coste superior a la finan-
ciación bancaria tradicional, pero que entendemos
razonable por aportar un valor añadido adicional.
Además, los trámites son sencillos siempre que los
flujos internos de información se encuentren ade-
cuadamente preparados, actualizados y estandari-
zados. Un proceso necesario y razonable a la par que
meticuloso y exigente. Son de destacar frente a otras
opciones, la sencillez de la interlocución y de los re-
quisitos legales por tratarse de un mercado nacional
así como la flexibilidad que se ofrece en volúmenes y
plazos.
¿Realmente hay apetito por la deuda corporativa espa-
ñola?
La acogida del mercado fue excepcional. En sólo tres
horas quedó cubierta la emisión. Encontramos un
apetito en fondos de inversión internacionales en
busca de rentabilidades atractivas con un riesgo sóli-
do, sostenible y con perspectivas de futuro que incluso
superó nuestras expectativas. También en el mercado
nacional fuimos bien recibidos. Estamos muy satisfe-
chos con la acogida a Copasa.
¿Por dónde pasan ahora los planes de financiación de la
compañía?
Se barajan constantemente nuevas posibilidades de
inversión y financiación porque nuestro negocio así
lo requiere. Los fondos obtenidos se están destinando
principalmente a potenciar y asegurar nuestro creci-
miento internacional. Se diversifica a la par la proce-
dencia de nuestra financiación y, por tanto, los riesgos
asociados. La emisión del MARF nos ha ayudado a
equilibrar nuestra estructura de deuda de la forma que
mejor se adapta a nuestro modelo de negocio.
11
BOLSA
2º TRIMESTRE 2014
en portada
1...,2,3,4,5,6,7,8,9,10 12,13,14,15,16,17,18,19,20,21,...84