insólitas. Una circunstancia que se ha contagiado
poco a poco a la deuda corporativa, posibilitando
emisiones por importes, plazos y costes inauditos
en los últimos años.
Las operaciones de financiación bancaria a
largo plazo lanzadas por la entidad central europea,
las conocidas como barras libres de liquidez, tam-
bién han ayudado a disparar los volúmenes de ne-
gociación en los mercados secundarios de renta fija,
haciéndolos más líquidos. Ese es precisamente uno
de los principales objetivos de Bruselas, para que
los inversores de carteras más modestas dejen atrás
el temor a quedar atrapados en sus posiciones, cir-
cunstancia que pocas veces se plantean a la hora de
apostar por acciones, fondos cotizados (ETF, por sus
siglas en inglés), opciones, futuros y otros produc-
tos de renta variable.
Favorecer la actividad y la liquidez en los
mercados de renta fija es un objetivo declarado e
impulsado con iniciativas concretas por BME (véa-
se el SEND) desde hace años. En este contexto, el
cambio de percepción de inversores y emisores de
todo el mundo sobre la situación de la economía
española debe de servir para facilitar la consolida-
ción de un despegue de los mercados de renta fija
española en el terreno de la participación de más
protagonistas en todos los ámbitos.
¿Las compañías españolas se planteanmás ahora la posi-
bilidad de emitir deuda?
Las pymes han acogido muy bien el lanzamiento del
MARF como mecanismo para financiarse vía mercado
de capitales. Ahora bien, dicho interés viene acom-
pañado en la mayoría de los casos de un desconoci-
miento del proceso de emisión que provoca ciertas
reticencias.
Amedio plazo, consideramos que éstas irán desapare-
ciendo conforme vayan saliendo nuevas emisiones en
diferentes sectores de actividad. En este sentido, hay
que señalar que todos los agentes que participan en el
mercado están haciendo una intensa campaña de divul-
gación desde sus diversos roles. Compañías que nunca
se plantearían emitir deuda lo acabarán haciendo.
¿Gozan de buena salud los mercados de renta fija en Es-
paña?
Los mercados españoles gozan de buena de salud.
En especial, el MARF ya que permite el acceso a los
mercados de emisores diferentes a las compañías que
tradicionalmente lo han hecho en España. Algo a lo
que hay que añadir el apetito de los inversores por
valores españoles. Si bien cada emisión es diferente
y requiere un mercado específico, para emisiones con
un volumen menor, el marco que ofrece actualmente
el MARF es muy favorable en términos de costes de
emisión y trámites.
Desde Deloitte, ¿cómo se valora el giro hacia los merca-
dos de capitales en estos momentos de crisis económica?
Las emisiones de deuda en el mercado de capitales
son una fuente de financiación a la que las empresas
Compañías que
nunca se plantearían
emitir deuda lo acabarán
haciendo
Alejandro González de Aguilar del Canto
,
SENIOR MANAGER DE ASESORAMIENTO FINANCIERO EN
14
2º TRIMESTRE 2014
BOLSA
en portada
1...,4,5,6,7,8,9,10,11,12,13 15,16,17,18,19,20,21,22,23,24,...84