las cargas impositivas vigentes en España.
En este sentido, las compañías que ya han lan-
zado sus emisiones en el novedoso MARF atestiguan
que una buena parte del importe de la emisión obra en
manos de inversores internacionales. Es así que cabe
recordar que los bonos de alto rendimiento -
high-
yield
como se denominan en inglés- emitidos por
compañías españolas ya desde antes de la crisis actual
se venían colocando entre inversores extranjeros sin
necesidad de cruzar fronteras para su registro legal, ni
tan siquiera para su puesta en circulación en un mer-
cado secundario.
Cambios en la estructura de
financiación de la empresa española y
papel de los mercados de valores
Con todos estos argumentos como telón de
fondo, el camino hacia la reducción y el cambio de las
estructuras de deuda del tejido empresarial español
avanza con paso parsimonioso pero firme. Los analis-
tas consideran que según más y más compañías de los
distintos sectores económicos apuesten por la renta
fija como vía de financiación, el ejemplo cundirá con
mayor seguimiento. Los últimos datos conocidos de la
estructura de pasivos de las empresas no financieras
españolas cotizadas refuerzan ésta impresión. El peso
de la deuda se ha reducido y lo ha hecho con especial
intensidad la bancaria que, en muchos casos, ha sido
reemplazada por instrumentos de renta fija negocia-
dos en plataformas de mercado
Aunque las vías de financiación alternativas se
hanmultiplicado en los últimos años, los mercados de
capitales ofrecen garantías inigualables para emisores
e inversores. El respaldo del os sistemas que soportan
la operativa de los Mercados Regulados, así como la
vigilancia de los supervisores son dos de las enseñas
de las plataformas reguladas de BME. Lo mismo ocu-
rre también en lo que se refiere a tecnología y acceso
al mercado, pues la necesidad de crear nuevas oportu-
nidades de negocio que sean cada vez más eficientes
impulsan a las sociedades gestoras de estos mercados
a apostar por modelos cada vez más accesibles y que
respondan a las necesidades de liquidez, agilidad y ca-
pacidad que demandan los distintos actores del mer-
cado, especialmente empresas e inversores.
Las garantías del mercado regulado van más
allá. Frente a opciones como fondos participativos
que proliferan con carteras cada vez más abultadas o
sistemas novedosos como el
crowdfunding
-reservado
más para microempresas y otros tipos de iniciativas
no empresariales-, las compañías que emiten en los
mercados españoles deben aportar en el momento de
su lanzamiento y después, periódicamente, informa-
ción sobre el estado de sus cuentas y de su estructura
financiera para que los inversores puedan conocer al
detalle durante toda la vida de sus títulos de deuda la
situación de la compañía que han decidido respaldar
con sus ahorros.
Guiadas por los intereses
y estructuras ya
montadas de importantes
entidades financieras,
muchas grandes
compañías de las últimas
que se han lanzado a la
emisión de deuda han
seguido apostando por
mercados internacionales,
aludiendo en algunos
casos a presuntas
ventajas que tras los
últimos cambios legales
han desaparecido
21
BOLSA
2º TRIMESTRE 2014
en portada
1...,11,12,13,14,15,16,17,18,19,20 22,23,24,25,26,27,28,29,30,31,...84