En este punto, la calificación crediticia o rating
se presenta como la máxima expresión de este com-
promiso con la transparencia financiera y corporati-
va. Más allá de la simple nota, las agencias realizan un
pormenorizado estudio de los estados de la compañía
en el que inciden tanto en sus aspectos más promete-
dores, como en aquellos más escurridizos. El excesivo
apalancamiento crediticio suele ser uno de los pun-
tos débiles de aquellas compañías que por primera vez
se lanzan al mercado de capitales. Una circunstancia
que, a la luz de las últimas emisiones, no ha impedido
cosechar una fuerte demanda y conseguir tipos de in-
terés mucho más amables que los que hubieran tenido
que asumir hace sólo unos meses, durante los últimos
coletazos de la todavía reciente crisis de deuda sobe-
rana europea.
Una “primavera” con futuro
Se ha comentado recientemente que las pymes
“han perdido el miedo” a solicitar un
rating
que las
permita lanzarse al mercado emisor. Al cierre de estas
líneas seis compañías habían dado el salto al MARF
consiguiendo captar conjuntamente algo más de 300
millones de euros. Los responsables del mercado de
renta fija español en BME están teniendo oportuni-
dad de constatar el creciente interés de las empresas
por las nuevas oportunidades que brinda el mercado
de valores español. Julio Alcántara, director general
de AIAF, el mercado español de referencia para la ne-
gociación de deuda corporativa, considera que una vez
estén sobre la mesa las cuentas del segundo trimestre
fiscal, muchas de las compañías que hayan consegui-
do fortalecer negocio exhibirán esta mejoría como la
mejor de sus credenciales para atraer carteras de in-
versión hacia sus eventuales emisiones.
Como ya se ha comentado, las últimas cifras dis-
ponibles para el sector empresarial no financiero es-
pañol confirman esta expectativa. Si en el año 2007,
justo antes de que estallase la crisis crediticia, sólo un
13,45% de la financiación de las empresas no financie-
ras procedía de fuentes alternativas a la banca, a cierre
del pasado ejercicio 2013 el protagonismo de la deuda
emitida en mercado alcanzaba el 26,62% del balance,
según datos del Banco de España. Ahora, recién supe-
rado el ecuador de 2014, el Instituto de Estudios Bursá-
tiles (IEB) señala que hay cerca de 16.000 millones de
euros dispuestos para ser invertidos en unos mercados
españoles de renta fija corporativa que prometen ex-
tender su primavera por una larga temporada.
B
otros enlaces de utilidad
PDF
Gráfico 4
Creciente actividad en la plataforma SEND
Volumen negociado en millones de euros
23
BOLSA
2º TRIMESTRE 2014
en portada
1...,13,14,15,16,17,18,19,20,21,22 24,25,26,27,28,29,30,31,32,33,...84