rendimientos obtenidos por un inversor no residente
derivados de emisiones efectuadas por entidades espa-
ñolas (con independencia del mercado en el que se coti-
cen) tienen la consideración de renta de fuente españo-
la, esto es, sujetas al IRNR.
Ahora bien, la sujeción no siempre conlleva tribu-
tación efectiva para los inversores debido a la aplicación
de las exenciones previstas en la Ley del IRNR y de los
tipos de gravamen reducidos previstos en los Convenios
para evitar la doble imposición suscritos por España.
Como punto de partida, en la actualidad, las ren-
tas se encuentran sometidas a un tipo de gravamen del
21%, sin perjuicio de que la Ley del IRNR contempla una
exención para los inversores que sean residentes en un
país de la Unión Europea y no obtengan la renta a través
de un establecimiento permanente situado fuera de la
Unión Europea o a través de un paraíso fiscal.
No obstante lo anterior, el pasado 27 de junio, se
publicó en el Boletín Oficial del Estado la Ley 10/2014,
de 26 de junio, de ordenación, supervisión y solvencia
de entidades de crédito (“Ley de Solvencia”), en cuya
Disposición Adicional Primera se regula, entre otras
cuestiones, el régimen fiscal aplicable a determina-
dos instrumentos de deuda. El citado régimen permi-
te que las rentas obtenidas por inversores no residen-
tes en instrumentos de deuda que cumplan una serie
de requisitos se encuentren exentas de tributación en
España con independencia de la residencia fiscal del
inversor.
Aunque la Ley 13/1985 ya contemplaba un régimen
similar, la Ley de Solvencia amplía el abanico de emisio-
nes que pueden beneficiarse de este tratamiento fiscal,
incluyéndose las emisiones efectuadas por sociedades
residentes en España o entidades públicas empresaria-
les, o filiales de ambas residentes en la Unión Europea
(antes estaba limitado a las emisiones efectuadas por
fondos de titulización, entidades de crédito o entidades
cotizadas, así como filiales de estas dos últimas).
La aplicación de este régimen requiere que se
cumplan una serie de requisitos, entre los cuáles se en-
cuentra el que negocien en mercados regulados, siste-
mas multilaterales de negociación u otros mercados
organizados. Así, la negociación de los instrumentos de
renta fija en AIAF o en el MARF permitiría cumplir con
el citado requisito.
Asimismo, en la medida en que la Disposición
adicional sexta de la Ley de Solvencia contempla que
las referencias que en el ordenamiento se realicen a las
normas derogadas se entenderán efectuadas a las previ-
siones correspondientes de la citada Ley, la simplifica-
ción administrativa establecida para el cobro de cupo-
nes en el artículo 44 del Reglamento de aplicación de los
tributos (Real Decreto 1065/2007) también resultará de
aplicación para las emisiones efectuadas al amparo de
la nueva normativa aun cuando el citado artículo haga
referencia a la Ley 13/1985.
Debe tenerse en cuenta que, si bien la Ley de Sol-
vencia entró en vigor el día siguiente al de su publicación
en el BOE (esto es, 28 de junio), la Disposición Transito-
ria Segunda señala expresamente que la entrada en vigor
de la misma no modificará el régimen fiscal aplicable a
las participaciones preferentes y otros instrumentos de
deuda que se hubieran emitido con anterioridad a dicha
fecha.
B
otros enlaces de utilidad
PDF
Cuando un inversor es residente fiscal en
territorio español u obtiene las rentas derivadas
de los instrumentos de renta fija a través de un
establecimiento permanente situado en España,
la retención a cuenta no es el impuesto definitivo
que deben soportar los inversores respecto de la
rentabilidad obtenida de los activos financieros,
sino que dicha retención a cuenta minorará la
cuota de su impuesto personal
27
BOLSA
2º TRIMESTRE 2014
en portada
1...,17,18,19,20,21,22,23,24,25,26 28,29,30,31,32,33,34,35,36,37,...84