¿Ha ganado o perdido seguidores el análisis de valores
desde el estallido de la crisis?
Creo que desde hace unos años, quizá desde
la quiebra de Lehman, que el análisis ha pasado
a un segundo plano. Somos muy pocos los que
seguimos remangándonos y proyectando los be-
neficios de las compañías a futuro, mientras que
los más siguen gestionando a golpe de último tele-
tipo, más preocupados por los
cisnes negros
que por
tratar de encontrar valor.
Esta situación, lejos de ser una mala noti-
cia, es magnífica para los que seguimos haciendo
nuestro trabajo. Será más difícil encontrar valor
cuando las acciones españolas vuelvan al radar de
muchos cuando se den cuenta de que los
cisnes
son
blancos.
¿En qué parte de sus análisis se fijan más los clientes
de Abante?
Los clientes de Abante invierten fundamen-
talmente a través de fondos de fondos. La construc-
ción de su cartera se hace de acuerdo a los objetivos
de rentabilidad que marca su estudio de planifica-
ción financiera que es la mejor forma de tomar deci-
siones de inversión.
Mi estilo de inversión es fundamental. Trato
de ver cuál va ser el beneficio de las compañías que
sigo un año normal y a ese beneficio le aplico un
múltiplo. Por año normal no me refiero a 2014, ni si-
quiera a 2015, pues van a ser años fuera de la norma
en la cuenta de resultados de las compañías espa-
ñolas. Son aplicables múltiplos más altos a aquellas
compañías con mayor recurrencia en resultados y
al revés. No es complicado. En cuanto al análisis
técnico y cuantitativo me parecen igual de útiles que
analizar los posos del café.
¿Qué papel juega el análisis en la revisión de las posi-
ciones de sus fondos?
El proceso de revisión es continúo. Mi tarea
fundamental es estar al tanto de lo que les pasa a las
compañías que sigo y ver si hay algo que me haga
cambiar de opinión sobre la evolución de sus benefi-
cios a futuro.
¿Cuáles son las claves para no quedarse oxidado y a la
vez poder desconectar?
Es un trabajo del que no se desconecta.
Cualquier noticia con la que te topas siempre se in-
terpreta en clave del impacto que pueda tener en la
evolución de los beneficios empresariales, que -no
está mal recordarlo- es lo que marca el comporta-
miento en Bolsa de las distintas acciones. Creo que
las muchas horas de vuelo son el mayor intangible
para ser capaz de hacer un buen análisis.
PDF
Mi tarea fundamental es alcanzar una opinión
sobre los beneficios futuros de una compañía y detectar
si hay algo que la pueda cambiar
José Ramón Iturriaga,
SOCIO DE
12
3
ER
TRIMESTRE 2014
BOLSA
en portada
1...,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11 13,14,15,16,17,18,19,20,21,22,...80